teletrabajo-salud

Estas razones convencerán a tu jefe de que el teletrabajo es una buena idea

Si nuestra empresa nos permitiera trabajar desde casa algunos días a la semana, conseguiríamos reducir entre todos hasta 214 millones de toneladas de CO2 para 2030. Pero no solo eso: el teletrabajo también hace que seamos más productivos, tengamos mejor salud y nos ausentemos menos del trabajo.

by hola.com

Un estudio de Regus -uno de los muchos espacios de coworking que han surgido en los últimos años dirigidos a los llamados 'nómadas' digitales-, ha revelado que si se aumentara el trabajo flexible en las empresas, podríamos ahorrar 3.530 millones de horas de desplazamiento al trabajo cada año hasta el 2030; lo que se traduciría en 214 millones de toneladas menos de CO2. Y es que un solo día laboral a distancia equivale a sacar 77.000 automóviles a las calles durante todo un año.

De esta manera, el trabajo flexible contribuiría en parte a cumplir los objetivos del cambio climático del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente para 2030: reducir entre 12.000 y 14.000 millones de toneladas métricas de gases de efecto invernadero, y disminuir el calentamiento global en dos grados Celsius.

Trabajar desde casa: ventajas tanto para la empresa como para el empleado

Pero este no es el único beneficio que tiene el teletrabajo. Está comprobado que la flexibilidad de horarios repercute directamente en nuestra salud mental y física. Solo como dato: el 73% de los trabajadores afirma comer más sano cuando trabaja desde casa, según Workshifting, un movimiento que busca el impulso del trabajo móvil con el objetivo de que el trajador pueda conectarse desde donde sea con una mayor libertad de horario.

Además, según el estudio de esta plataforma, uno de cada 4 trabajadores afirma sufrir menos estrés y sentirse mucho más felices.

- Lee: Trabajar en una oficina 'contaminada': fatigas, jaquecas y menor productividad

No es de extrañar, por tanto, que cada vez más empresas incorporen una modalidad de trabajo mixta que permita a los trabajadores combinar el trabajo en oficina con el trabajo desde casa, como medida para fomentar su productividad y luchar contra el absentismo laboral (que este año ha alcanzado un máximo histórico del 5%).

Sin embargo, parece que el camino se resiste en relación a otros países, como Alemania o Reino Unido, donde su práctica está mucho más extendida: según el último informe sobre Discapacidad y Familia de la Fundación Adecco, España es uno de los países de la Unión Europea donde menos empleados ejercen el teletrabajo, y, por ejemplo, sólo el 10 % de los empleados con hijos con discapacidad ejercen esta alternativa laboral que permite compaginar vida personal y profesional. Esto tiene que ver con el tejido empresarial español, todavía muy tradicional y poco preparado para las nuevas oportunidades, donde el presencialismo sigue teniendo un gran peso y en el que aún son necesarias muchas más medidas en materia de conciliación laboral. Además, muchos empresarios siguen temiendo que implantar el teletrabajo hará a los empleados menos productivos, a pesar de que los estudios realizados sugieren que el rendimiento mejora entre un 20 y un 50%.

Por último, se podrían señalar los problemas técnicos o la escasa adaptación tecnológica de algunas empresas -sobre todo de las Pyme-. Sin embargo, esta es una desventaja que comienza a solventarse gracias a los planes de transformación digital trasversales que no solo buscan aumentar la competitividad en un mundo digitalizado, sino transformar la cultura empresarial de las empresas y preparar a sus trabajadores para el futuro.

"Lo fundamental es que las personas se sientan a gusto trabajando y para ello, las empresas deben tener en cuenta factores como: el líder, el entorno laboral, la flexibilidad horaria, cómo la empresa define el plan de carrera de los empleados o la comunicación con ellos...", tal y como apuntaba Enrique Polo de Lara, Director General de Salesforce.com Iberia, durante una mesa redonda sobre 'Transformación Digital y Gestión del Talento: Retos y Oportunidades' organizada por El American Business Council.

- Lee: La felicidad, la clave de la productividad

- Lee: ¿Estamos preparados para trabajar desde casa?

“Con estos sistemas laborales los empleados aumentan su calidad de vida, pudiendo conciliar y reduciendo sus costes de desplazamientos y las empresas amplían resultados, reducen sus costes y aumentan su efectividad. Está demostrado, un mayor bienestar en los trabajadores se transforma en mejores resultados y cumplimiento de objetivos. Debemos conseguir que toda empresa no tenga miedo al cambio que, gracias a las nuevas tecnologías, es posible implantarlo ya. No debemos quedarnos atrás de la evolución de los demás países, ya que en el 2020 el 60% de la población trabajará en remoto. Además, los trabajadores son hasta un 25 % más productivos que si trabajan desde el espacio de la oficina”, comenta Fernando de Águeda, fundador del coworking Cola-Bora.

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie