Descubre la respiración cuadrada y recupera tu equilibrio interior

Descubre la respiración cuadrada y recupera tu equilibrio interior

Si quieres eliminar la sensación de estrés de tu organismo y disfrutar del relax, la concentración y la calma, solo tienes que aprender esta sencilla técnica de respiración.

by Cristina Soria

La respiración consciente es una herramienta muy poderosa que sirve de apoyo al yoga y a la mediación, ya que producen una serie de sensaciones en nuestro cuerpo que nos ayudan a experimentar cambios positivos a nivel tanto físico como psíquico.

La respiración cuadrada es uno de los principales tipos de respiración que ayudan a equilibrar el cuerpo y la mente, y a relajar los estados de ansiedad. Su origen se encuentra en el entrenamiento de los Navy SEALS estadounidenses, que la utilizan para mantener la concentración y la calma cuando se enfrentan a situaciones de mucho estrés.

Leer: Aprende cómo debes respirar si tienes ansiedad

Cómo hacer la respiración cuadrada

Antes de comenzar la respiración puedes sentarte con la espalda erguida, con postura de meditación (o de pranayama). Una vez que te sientas cómoda cierra los ojos y respira libremente, sin preocuparte demasiado por la técnica y sin forzar.

Descubre la respiración cuadrada y recupera tu equilibrio interior VER GALERÍA

La respiración cuadrada se realiza en cuatro tiempos de 4 segundos de duración cada uno y se realiza siempre por la nariz:

  • Paso 1: Toma el aire inhalando profundamente por la nariz durante 4 segundos. Después retén el aire durante otros 4 segundos más. El momento de la inspiración está asociado a la felicidad y a recargarnos de energía. La retención del aliento en los pulmones representa la expansión de la  vida por todo nuestro organismo.
  • Paso 2: Es el momento de la exhalación, que ha de durar otros 4 segundos en los que vaciamos por completo los pulmones. Ahora aguanta la exhalación otros 4 segundos más. La expiración se asocia al abandono, la oscuridad y la tristeza, pero también nos ayuda a sacar fuera todo lo negativo y a dejar los pulmones listos para oxigenarse. Retener el aliento cuando los pulmones están vacíos representa la soledad y la muerte simbólica.

Es muy importante que todas las partes de la respiración duren lo mismo. Cuando acabes tanto de inspirar como de expirar es importante que te sientas cómoda. Si ves que alguna de las fases te cuesta demasiado, reduce el tiempo de todas. Si no son todas iguales ya no forman un cuadrado, y es necesario para que se forme el símbolo del equilibrio, con sus cuatro lados y sus cuatro ángulos idénticos. Según vayas adquiriendo práctica, podrás añadir algún segundo si quieres. 

Leer: Respiración y abdominales: inseparables

Beneficios

Lo que define a esta práctica respiratoria es que ayuda a conseguir el equilibrio en distintos niveles: equilibrio de la mente, otorgando paz y calma, y equilibrio del sistema nervioso. Además se potencia la capacidad de concentración, ya que para hacer el esfuerzo de igualar las 4 fases de la respiración sin perdernos es necesario estar muy concentrados. Si no, perdemos la cuenta y se rompe el equilibrio del cuadrado.

Supone, además, una limpieza, purificación y oxigenación completa, que nos libera de las preocupaciones que pueden causar estados de estrés o ansiedad.

Se trata de una técnica sencilla, pero muy efectiva, que puedes practicar varias veces por semana sin apenas complicación, durante no más de 10 minutos al día, pero que te hará sentir muy bien y más equilibrada.

Leer: Alivia tus dolores de cabeza practicando yoga

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie