AdobeStock_piel-dieta

¿Cómo influye la alimentación en la piel?

Según los expertos, una dieta sana y equilibrada es la auténtica clave para que nuestra dermis luzca sana y radiante en todo momento

by Gtresonline

El comienzo del otoño es la época propicia para evaluar los daños que el sol y el verano han podido provocar sobre la piel. La aparición de manchas, sequedad o irritación son algunos de los más comunes. Pero más allá de cuestiones estéticas -que tienen más que ver con elementos externos y temporales, como el clima-, el estado de salud de la piel tiene mucho que ver con el del cuerpo en general. De este modo, que presente un aspecto saludable está estrechamente relacionado con la alimentación. Es lo que afirma José Luis Martínez-Amo, dermatólogo de la Clínica Martínez Amo (Almería) y miembro de la Academia Española De Dermatología y Venereología, para quien una dieta dermosaludable es la que coincide con todo aquello que es saludable para el organismo.

Lee: El plan de acción contra las manchas que tu piel necesita tras el verano

La clave: una dieta sana y variada

Si queremos una piel sana debemos vigilar minuciosamente nuestra alimentación. Más allá de la nutricosmética, una dieta saludable y equilibrada nos ayudará a lucir un buen aspecto tanto por dentro como por fuera. Así, la mediterránea es un excelente modelo, puesto que es variada e incluye todo tipo de vegetales y aceite de oliva (limitando el uso de mantequillas con un alto contenido en grasas saturadas). Por supuesto, también resultan imprescindibles los cereales integrales, legumbres, frutos secos, pescados y carne roja con moderación. "Todos estos factores hacen que la piel esté bien porque también lo está el organismo", señala el doctor. De igual manera, incide en la importancia de no limitarse solo a un tipo de alimento como, por ejemplo, los frutos rojos, famosos por su alto contenido en betacorenos.

Otra de las claves es ingerir mucha agua para mantener una correcta hidratación en todo momento, así como no excederse con la sal y el azúcar. Por supuesto, el tabaco deberá quedar completamente eliminado porque hace que los poros se dilaten y la piel aparezca menos hidratada.

alimentos pielVER GALERÍA

Qué dice la piel sobre nuestra alimentación

Según afirma el experto, hoy en día resulta difícil que se de cualquier tipo de problema cutáneo por falta de alimentación. Pero existen enfermedades que se ven reflejadas en la piel, como la pelagra o el marasmo, que están provocadas por un déficit de proteínas o vitamina C. Por el contrario, no existen evidencias científicas de que otras afecciones estén relacionadas de forma directa con el abuso de ciertos productos ricos en grasas, tal como sucede con el acné y el chocolate.

No obstante, señala que sí se ha observado que dietas pobres en hierro suelen desembocar en casos de alopecia o perdidas estacionales de pelo, por lo que se recomienda suplir este déficit con alimentos ricos en este elemento, como las lentejas. Asimismo, se ha comprobado que la psoriasis se ve muy influida por el alcohol, de modo que su consumo debe limitarse en gran medida. Por su parte, la rosácea -otra de las enfermedades crónicas más típicas de la piel- florece en mayor medida con el abuso de sustancias picantes y también el alcohol, puesto que son vasodilatadores que empeorarán los periodos de rubor facial.

Lee: ¿Qué cuenta tu piel sobre tu estilo de vida?

Por otra parte, Martínez-Amo desmiente que los casos de piel seca tengan que ver con una alimentación baja en grasa, puesto que la clave realmente está en la hidratación y el consumo de agua. "El 80% de la población no sabe qué tipo de piel tiene y el principal problema reside en que no está bien cuidada con los productos adecuados para ella. Lo mejor es que su dermatólogo, único médico especialista de la piel, le aconseje según su tipo", apunta. Del mismo modo, recalca que una dieta pobre en vitaminas se traduce en una piel apagada y menos luminosa.

Más sobre: