Pautas productividad

Trucos para aumentar la productividad

Sigue estos sencillos consejos y verás cómo te organizas mucho mejor en tu día a día

by Gtresonline

Cuántas veces has recurrido a la falta de tiempo para justificar la procrastinación de tareas, de retos personales o de asuntos pendientes. Cierto es que los días tienen 24 horas y que si restamos un periodo saludable de sueño no son tantas para afrontar todos los asuntos que nos esperan a lo largo de una jornada. Llevar a los niños al colegio, el trabajo, la compra, cocinar, los deberes… difícilmente queda margen para un café con una amiga o para dedicarte un espacio a ti misma. 

Tanto a nivel laboral como profesional, es importante organizarse y sacar el mayor rendimiento del tiempo disponible, algo que se puede conseguir aplicando algunos sencillos métodos o trucos que te ayudarán a priorizar y ejecutar con mayor productividad. Con ello, además de reducir la incertidumbre, favorece una rebaja del estrés y, por tanto, te permitirá encontrarte mucho mejor contigo misma y con tu entorno. Toma nota de los siguientes consejos y comienza a sacar todo el partido al tiempo.

Ordenar el espacio

Poner orden en el caos externo ayuda a recolocarte internamente. Marie Kondo, autora del exitoso libro La magia del orden, llega a afirmar en sus páginas que una casa ordenada es el primer paso hacia la felicidad. Vivir en un espacio confortable, limpio y despejado ayuda a ganar paz interior, así como una zona de trabajo organizada y bonita favorece la tranquilidad frente a la ansiedad que genera el caos. Por tanto, lo primero será dedicar tiempo a cuidar esos lugares en los que pasas la mayor parte del tiempo. A partir de ahí, poner orden al resto de aspectos irá mucho más rodado. 

Espacio de trabajoVER GALERÍA

Prioriza y haz listas

Es importante parar un momento antes de lanzarse a la acción, pues es la manera de hacer que esta sea más eficiente. Por ello, antes de arrancar tu jornada laboral, por ejemplo, detalla las tareas para el día y otórgales una categoría: importante/urgente, poco importante/urgente, importante/no urgente o poco importante/poco urgente. De esta manera te resultará mucho más sencillo saber por dónde empezar, qué tiene que estar listo lo antes posible y qué puede esperar.

Fija tiempos y sé disciplinada

Podemos ordenar y priorizar, pero lo más importante para aumentar la productividad es la disciplina. Sin esta capacidad estarás perdida de nuevo entre los 'hay que hacer' y las interminables listas de asuntos pendientes. Para ayudarte a ser consciente del tiempo que te llevan realmente las cosas y darte cuenta de en qué momentos lo puedes estar perdiendo hay diferentes métodos como el conocido como Pomodoro, enfocado especialmente al terreno laboral. Se trata de un método de gestión temporal propuesto por Francesco Cirillo a finales de los 80 que aún sigue perfectamente vigente, y que consiste en dividir el tiempo en periodos de 25 minutos (pomodoros) separados por pausas de 5 minutos. A los 4 pomodoros se descansa unos 20-30 minutos. Eso sí, durante cada pomodoro se debe trabajar con máxima concentración y sin distracciones. 

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie