Gato

Los beneficios del pescado en la dieta de tu gato

Tu gato se puede beneficiar también de los nutrientes del pescado si lo introduces correctamente en su dieta

by Gtresonline

El pescado, ya sea blanco o azul, es un alimento con una altísima carga nutritiva y, si bien es cierto que sus beneficios pueden variar según el tipo de pescado o la manera en la que se consuma, incluirlo en la dieta es siempre una buena idea. Al igual que ocurre para los seres humanos, los gatos domésticos se pueden beneficiar de las ventajas que consumir pescado supone para el organismo si lo incluyes en su dieta de la manera adecuada.

Las propiedades del pescado

A pesar de que las proporciones pueden variar según el tipo de pescado, todos contienen una alta carga de Vitamina A -importante por su poder antioxidante-, Vitamina D -beneficiosa para los huesos y el cerebro y ácidos grasos Omega 3. Es precisamente el Omega 3 lo que más caracteriza al pescado y los alimentos derivados de él. Este tipo de grasa es esencial para la regulación de la presión arterial y para la salud cardiovascular, además de tener propiedades antiinflamatorias y proteger el cerebro ante daños propios del envejecimiento como pueda ser el Alzheimer. 

Gato jugando con un pescadoVER GALERÍA

El pescado en los gatos

De igual manera que en el organismo de los seres humanos, el pescado aporta beneficios a los felinos domésticos, actuando de manera muy notable en su piel y su pelaje. Consumir pescado puede suponer grandes ventajas para la salud de tu gato como la disminución del riesgo de problemas renales, además de ser un gran aliado a la hora de prevenir arritmias y dolencias propias del envejecimiento.
Sardinas: introducir sardinas en la dieta de nuestra mascota siempre será una buena opción. Con una altísima carga de Omega 3, las articulaciones de los gatos pueden mostrar una visible mejoría tras una temporada consumiendo este tipo de alimento. Además, este pescado servirá para reforzar el sistema inmunológico del animal.
Salmón: este pez es una gran fuente de proteínas saludables, además de ser muy rico en aminoácidos esenciales, minerales como el magnesio, el potasio y el zinc y vitaminas A, B y D. El característico sabor del salmón suele gustar mucho a los mininos por lo que es uno de los pescados más utilizados a la hora de elaborar piensos industriales.

Cómo introducirlo en la dieta

Un gran número de marcas de alimentación para gatos incluyen ya entre sus ingredientes extractos de pescado, llegando a haber algunos piensos húmedos cuyo ingrediente principal es alguna variedad de este alimento. 
Pero el pescado natural también es óptimo para tu mascota y, tras consultarlo con el veterinario que se encarga de velar por la salud y la dieta de tu gato, puedes empezar a implementar la dieta del animal con pequeños pedazos de pescado crudo -siempre habiéndolo congelado al menos tres días- o incluso con el aceite de latas de conserva naturales mezclado con su pienso habitual. En el caso de elegir añadir el óleo es muy importante elegir latas de pescado al que no se haya añadido sal ni ningún otro ingrediente y consultar con un profesional la cantidad que podemos incluir semanalmente a su dieta.

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie