Incluye los rodillos de espuma o foam roller en tu entrenamiento

Incluye los rodillos de espuma o 'foam roller' en tu entrenamiento

Descubre por qué tienes que incorporar uno de estos rodillos a tus entrenamientos cuanto antes.

by Cristina Soria

Los rodillos de espuma (o foam rollers) son el complemento de moda de runners y de instagramers fit. De hecho, la famosa entrenadora Kayla Itsines, que tiene foam rollers propios, nos ha mostrado a través de las redes sociales cómo utiizarlos y lo ha convertido en un imprescindible de sus entrenamientos. En realidad estamos hablando de un rodillo rígido de espuma o goma. Existen diferentes diámetros y longitudes, e incluso los hay con relieve. Su precio es muy asequible y son muy fáciles de usar: Instagram y Youtube están repletos de información sobre cómo puedes utilizarlos. 

Si bien durante muchos años eran utilizados únicamente por atletas profesionales o para realizar rehabilitació, a día de hoy es raro entrar en un gimnasio que no los tenga entre su material de uso habitual. Vamos, que se trata del accesorio imprescindible para realizar todo tipo de ejercicios y calentamientos, al menos esta temporada.  Te contamos con más detalle cómo se utiliza y qué beneficios tiene, por si estás pensando seriamente en incluirlo en tu material fit.

Leer: Tienes muchas formas de entrenar sin salir de la piscina

Su principal uso: el masaje miofascial

El masaje miofascial es aquel que se realiza sobre la fascia. Es decir, sobre un tejido que se extiende por todo el cuerpo, recubre los músculos, protegiendolos y conectándolos entre sí. Este masaje ayuda a que los músculos se recuperen tras realizar ejercicio físico y reduce el dolor que haya podido producirse. Tras una buena sesión de entrenamiento o después de practicar running seguro que agradeces utilizar el rodillo. Incluso si no has realizado ningún ejercicio, puedes utilizarlo tras un día estresante de trabajo para descargar tus músculos de la tensión acumulada.

Incluye los rodillos de espuma o foam roller en tu entrenamiento VER GALERÍA

Además tiene una función como superficie inestable muy útil a la hora de realizar determinados ejercicios, como algunos que se llevan a cabo en pilates. Especialmente los que tienen relación con el trabajo del core, pero puedes utilizarlo para toda la musculatura corporal.

Leer: Disciplinas 'fitness' para un abdomen tonificado

Cómo se realiza este masaje

Como hemos dicho al principio, es muy sencillo de utilizar: solo tienes que deslizar lentamente tus músculos, utilizando tu peso corporal, por encima del rodillo. Este masaje con el foam roller estimula el órgano de Golgi, responsable de controlar la tensión a la que se ven sometidos los músculos. Así es como el músculo se estira de manera pasiva y llega a relajarse.
Únicamente has de asegurarte de que estás realizando el masaje sobre el músculo, y no sobre las articulaciones o huesos. Tampoco sobre heridas. Si tienes problemas circulatorios consulta antes con tu médico.

Cuándo puedes utilizarlo

Puedes utilizarlo antes y después de entrenar. Si lo usas en el calentamiento, estarás preparando los músculos y mejorando el rango de movimiento de las articulaciones. Si lo utilizas después de entrenar favorecerás la recuperación muscular. También puedes utilizarlo en los días de descanso para liberar esos puntos que causan dolor permanente.

Qué beneficios tiene

El uso del foam roller ayuda a prevenir lesiones, mejora la movilidad, reduce el estrés y aumenta la flexibilidad. Si estás algo dolorida pero no llegas a tener una lesión puede resultarte de mucha ayuda y evitarte una visita al fisio. También mejora la circulación y evita que los tejidos musculares se adhieran demasiado. Puedes compatibilizarlo con cualquier entrenamiento, hace que mejores tu equilibrio (si lo utilizas para ejercicios de inestabilidad) y relaja todo el cuerpo.

Leer: Convierte tu casa en un gimnasio con muy poco

Más sobre: