Remedios caseros para evitar picaduras

Remedios caseros para evitar que te piquen los insectos

Seis trucos que puedes preparar en casa y que te permitirán disfrutar al aire libre sin miedo a las picaduras

by Gtresonline

El verano es una de las mejores épocas para disfrutar al aire libre. Las reuniones con amigos, las cenas en restaurantes con terraza o las vacaciones en contacto con el medioambiente son espacios habituales en esta época del año. Sin embargo, las altas temperaturas traen consigo algunos inconvenientes entre los que se encuentran los insectos. Estos diminutos animales tienen una función positiva en el ciclo natural, pero, en ocasiones, pueden ocasionar molestas picaduras a niños y mayores. Para hacer frente a este ‘mal estival’ también es posible utilizar algunos remedios caseros que harán que nuestra piel pase desapercibida para los bichos.

- Leer: Despídete de los mosquitos con estas plantas 

Para los niños: aceite de almendras

Uno de los trucos más adecuados para los niños. La delicadeza del aceite de almendras en la piel de los más pequeños es perfecta, no solo para hidratar las zonas más sensibles, sino que les protegerá de los mosquitos. Para conseguir el ungüento solo hay que mezclar 20 gotas de esencia de geranio y otras 20 de esencia de albahaca junto a 100 ml de aceite puro de almendras, y ¡listo!

El poder de las especias: clavo de olor y limón

En la despensa se encuentran algunas de las especias más versátiles, que, igual que sirven para cocinar un rico guiso, pueden tener la clave para evitar las picaduras. El clavo de olor es una de ellas y resulta de lo más eficaz. Uno de los 'combos' más eficientes surge de un mix entre varios ingredientes. Primero, introduce en una olla con un medio litro de agua 30 clavos y añade 3 gotas de limón. Después, retira del fuego y añade champú para bebés al líquido resultante hasta que quede una crema densa. Ya está preparado para ser aplicado. 

Remedios caseros para prevenir las picaduras de insectosVER GALERÍA

Un clásico: el aceite de citronela 

El aceite de citronela es ese recurso de herbolario que siempre se ha asociado a la protección frente a los insectos. Las opciones de este óleo son infinitas, desde las clásicas pulseras a dispositivos avanzados para el hogar. Sin embargo, las versiones más naturales son las velas aromáticas o la propia planta, la especie Cymbopogon, de la que puedes extraer la esencia y aplicártela en el cuerpo, como es común en la del aloe vera.

Aderezando tu habitación: vinagre

El fuerte olor del vinagre resulta especialmente desagradable para los mosquitos. Aunque puede ser un poco molesto a la hora de descansar, uno de los trucos más rápidos para hacer desaparecer a estos bichos es colocar un vaso lleno de vinagre, preferiblemente de manzana, en tu habitación. Otra posibilidad es rociarlo por las zonas de la habitación donde puedan localizarse estos diminutos animales.

Aceite de eucalipto

Las esencias provenientes de plantas suelen ser uno de los mejores aliados contra los insectos, tanto dentro como fuera de casa. El aceite de eucalipto es una de ellas, sus propiedades antiinflamatorias se unen a las repelentes lo convierten en uno de los remedios más utilizados a lo largo de los años. Para pulverizarlo por el cuerpo o en una estancia de interior solo hay que mezclar 65 ml de agua con 15 gotas de este óleo e introducir el líquido en un dispensador.

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie