Jackfruit: la fruta más grande del mundo es superalimento

'Jackfruit': la fruta más grande del mundo es un superalimento

Probablemente dentro de unos años esta fruta exótica esté presente en todo el mundo por la multitud de beneficios que aporta.

by Cristina Soria

Se considera la fruta más grande del mundo porque existen piezas de hasta cincuenta kilos, aunque su peso habitual está entre 30 y 35 kilos. El jackfruit proviene del sur de Asia, y de hecho es la fruta nacional de Bangladesh. Pero tiene otros nombres con acento algo más cercano, como: saca, jaca o paananen. 

Pero esta fruta cada vez nos queda más cerca, porque se está poniendo de moda en todo el mundo gracias a su sabor, textura y propiedades alimenticias. En España ya puede encontrarse en fruterías especializadas en frutas exóticas, y también puede pedirse por internet.

Las apariencias engañan

A simple vista no es una fruta apetecible. Sus dimensiones son desorbitadas para lo que habitualmente esperamos de una fruta: 90 centímetros de largo por 40 de ancho. Además, cuando todavía no está madura su color verdoso no incita a hincarle el diente porque tiene una textura rugosa y con protuberancias. Y cuando madura, su olor tampoco es atrayente y el color no mejora, es de un marrón oscuro similar al plátano maduro. 

Jackfruit: la fruta más grande del mundo es superalimentoVER GALERÍA

Sin embargo, el interior del jackfruit es de un tono entre naranja y amarillo, muy similar al mango, y está repleto de gajos. Una sola pieza de jackfruit puede tener entre 60 y 500 bulbos y cada uno tiene una semilla que parece un garbanzo. El sabor del jackfruit es dulce con un ligero toque ácido, casi como si mezclaramos naranja con mango, y puede cocinarse de muchas formas para conseguir platos de todo tipo, no solo postres.

Además de la fruta, la corteza se utiliza para extraer su alto contenido en látex, por lo que es una fruta algo difícil de cortar, y el cuchillo resbala sobre ella cuando aún no está suficientemente madura. La corteza del árbol del que nace se utiliza también como colorante natural, y sus hojas son perfectas para alimentar animales de granja.

Leer: Tres mitos sobre las frutas que no debes creer

La gran opción para los vegetarianos, incluso por sus proteínas

De esta fruta se aprovecha todo, casi como el cerdo. Por lo que también puede considerarse un buen sustituto de la carne porque, sin pasar por ningún proceso de elaboración químico, el jackfruit tiene ya de por sí una textura que se asemeja lo suficiente a la carne de cerdo o de pollo. 

Pese a su sabor y textura, la carne del jackfruit no es una fruta tan proteica como otras que podemos encontrar en el mercado español: tiene 1,7 gramos de proteínas cada 100 gramos de fruta, así que está bastante por debajo de las cinco frutas más proteicas: guayaba (2,6 gramos), alcaparra (2,4 gramos), aguacate (2 gramos) y aceitunas negras (2 gramos).

Las semillas del jackfruitVER GALERÍA

Sin embargo, las semillas del jackfruit sí tienen un alto contenido proteico, que incluso superan a las lentejas. Mientras que la pulpa de esta fruta tiene 1,5 gramos, su semillas tienen 6 gramos de proteínas. Estas semillas puedes tomarlas cocidas y cocinadas como si fueran legumbres, o tostadas para tomar como tentempié a media mañana.

Leer: Coliflor morada, naranja roja y otros alimentos de colores sorprendentes

Si te parecía poco, el jackfruit está repleto de beneficios

El jackfruit puede ser considerado un superalimento porque nos aporta una serie de fitonutrientes, minerales, vitaminas, proteínas, carbohidratos y minerales muy beneficiosos, pero entre los que destaca de forma especial su alto contenido en vitamina A, que favorece la salud de la piel.

Además, la cantidad de calcio que podemos encontrar en el jackfruit es similar a la que tiene la leche pero, precisamente, porque en esta fruta también tiene un aporte elevado de vitamina C, estamos ayudando a nuestro organismo a asimilar mucho mejor ese calcio. Y contamos con la garantía de que ambos aportes vienen de una fuente de alimentación natural.

Como sus semillas también son comestibles, y resultan deliciosas, podemos diferenciar entre los aportes de su pulpa y de sus semillas. En el caso de las proteínas, carbohidratos y fibra, siempre encontraremos un aporte mayor en las semillas que en la pulpa. Pero en el calcio no, donde la pulpa del jackfruit tiene entre 22 y 50 gramos, sus semillas apenas cuentan con 0,5 gramos.

Leer: Las tres claves que explican el éxito del aguacate

Más sobre: