ciclo-menstrual

La importancia de conocer tu ciclo menstrual

Saber más sobre la salud menstrual puede ayudarte a conocer cuáles son los días más fértiles para quedarte embarazada, pero también a identificar síntomas y otros aspectos estrechamente relacionados con la menstruación, como el sueño y el peso

by hola.com

Según una interesante encuesta de la marca Fitbit, el 80% de las mujeres no sabe cuántas fases hay en el ciclo menstrual y más del 70% no es capaz de determinar correctamente la duración media del ciclo; lo que demuestra el profundo desconocimiento sobre esta cuestión tan importante para la salud femenina. Y es que los cambios hormonales durante el ciclo menstrual no solo pueden provocar alteraciones en el estado de ánimo o el apetito, también se sufren cambios que se traducen en aumento de temperatura, dolores de cabeza o variaciones de la frecuencia cardiaca, entre otros síntomas. Por tanto, tener un mayor conocimiento sobre el ciclo menstrual nos permitirá reconocer las situaciones normales frente a aquellas que pueden ser un problema más grave que requiera de consulta médica.

¿Qué es el ciclo menstrual?

Los tabúes en torno al periodo han provocado que, durante siglos, la menstruación haya sido vista con cierta incomodidad –de hecho, todavía hoy en algunos países del mundo, como la India o Nepal, sigue suponiendo un problema para millones de mujeres; ya que culturalmente la menstruación sigue siendo un estigma-. Esta es una de las principales razones por las que, a menudo, muchas mujeres han vivido sus reglas ‘en la sombra’, en lugar de como el estado natural y biológico que es. Pero nunca es tarde para saber más sobre nuestro cuerpo y cómo esta información va a ayudarnos a tomar mejores decisiones sobre nuestra salud. Sigue leyendo y puede que descubras algunas cosas que desconocías sobre la regla.

  • Todas las mujeres no tienen el mismo ciclo. El ciclo menstrual suele tener una duración de 28 días; aunque puede oscilar entre los 21 y los 45 dependiendo de cada mujer y de factores como el estrés emocional o cambios en la dieta (fuera de estos rangos estaríamos hablando de ciclos irregulares). Se compone de dos fases muy diferenciadas y prepara el cuerpo de la mujer para un posible embarazo, con la consiguiente liberación de hormonas a lo largo de todo el mes (no solo durante la menstruación).
  • ¿Sabes qué ocurre durante un ciclo menstrual completo? Como decíamos, se distinguen dos fases que nos van a proporcionar mucha información: la folicular y lútea. En la primera, que corresponde con la primera mitad del ciclo, coincide con el día uno de la regla y finaliza con la ovulación. Su duración es de unos 14 días, momento tras el cual da comienzo la fase lútea, que termina, por lo general, el día 28 del ciclo. Además, es fundamental que sepamos que cada una de estas fases afecta de forma distinta al organismo. Así, la temperatura de la piel, por ejemplo, aumenta tras la ovulación, manteniéndose elevada durante la fase lútea, mientras que desciende al llegar la siguiente regla. Lo mismo ocurre con la frecuencia de pulso en reposo. Por otro lado, a lo largo de la fase folicular suele disminuir la frecuencia respiratoria y muchas mujeres sufren la conocida como migraña menstrual o dolores de cabeza que aparecen los días previos a la bajada de la regla.
  • Cómo controlar tu ciclo menstrual y las fases de ovulación puede ayudarte a quedarte embarazada. La ovulación, por tanto, se produce a mitad del ciclo y está relacionada con la fertilidad o días en los que es más probable quedarnos embarazadas. Algunos factores como el estrés, los cambios en la dieta o el desfase horario pueden alterar la fase folicular y retrasar la ovulación, de tal forma que tu ciclo puede variar en unos siete a nueve días entre un mes y otro. Es completamente normal, pero si tu intención es quedarte embarazada, establecer un calendario de ovulación e identificar los síntomas de cada fase te ayudará a conocer qué días eres más fértil. Puedes apoyarte en las nuevas tecnologías, ya que existen algunos smartwatch pensados para monitorizar el ciclo menstrual, como la útima pulsera Fitbit Versa o el wereable suizo Ava. Ambos nos van a ofrecer información muy útil y práctica como temperatura, frecuencia del pulso en reposo, horas de sueño ligero y profundo…; y así establecer un calendario pormenorizado con todos nuestros datos. También nos ayudará a gestionar mejor el nivel de ejercicio físico, las horas de sueño o necesidades nutricionales en función del ciclo en el que nos encontremos.
  • ¿Cuánto dura de media la menstruación? El sangrado menstrual puede durar desde dos hasta siete días y, aunque pueda parecer mucho más, solo se expulsa de media entre 25 ml y 80 ml (unas dos cucharadas) de sangre en cada periodo.
  • Cuándo consultar con el médico. Como decíamos, cada mujer es diferente, pero estas características que hemos señalado definen un ciclo menstrual típico. Si, por lo contrario, superas los 60 mililitros por ciclo (lo que significa que tienes que cambiarte la compresa o el tampón antes de que hayan trascurrido dos horas) o expulsas coágulos más grandes que una moneda de 50 céntimos, deberías hablar con tu médico. También si observas una ausencia de la menstruación durante varios meses seguidos o si experimentas calambres graves en la parte inferior del abdomen, en la espalda o en los muslos. Un especialista también podrá aconsejarte si sufres dolores premenstruales muy acentuados que afectan tu vida durante los días previos.
  • ¿Qué es el síndrome premenstrual? El síndrome premenstrual (SPM) es un trastorno muy frecuente, y se calcula que un 80% de las mujeres en edad reproductiva pueden padecer alguno de sus síntomas: dolor de cabeza, sensibilidad o dolor en las mamás, irritabilidad, hinchazón, o también síntomas psicológicos como falta de energía, desánimo, baja autoestima o ansiedad. Suele aparecer entre 7 y 10 días antes de la menstruación y desaparecer 1 o 2 días después de comenzar el ciclo. Normalmente afecta más a mujeres entre los 20 y 40 años, y puede incrementarse a partir de los 35 años y a medida que se acerca la menopausia. Adoptar algunos hábitos de vida saludables durante esos días del ciclo, nos va ayudar a reducir las molestias. Así, se recomienda practicar ejercicio y cuidar nuestra alimentación aumentando el consumo de frutas y verduras, dormir las horas recomendadas, evitar bebidas como el café o el alcohol…

- Lee: Cómo entrenar según tu ciclo menstrual

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie