cuidar-ropa

Cómo alargar la vida de tu ropa (y del planeta)

La manera en la que cuidamos la ropa puede hacer que nos dure hasta nueve meses más en el armario; pero también que su impacto medioambiental sea menor

by J.G.

La fast fashion (o moda rápida) está haciendo que perdamos las buenas costumbres y nos decantemos por la cómoda fórmula del ‘usar y tirar’; en lugar de cuidar correctamente nuestras prendas para alargar su vida útil. Así, según una encuesta realizada por la marca de electrodomésticos AEG, el 90% de la ropa que se tira se hace antes de lo necesario debido, principalmente, al desgaste de los tejidos y del color; algo que podemos evitar si cambiamos los hábitos de lavado (y consumo) de nuestra ropa.

Y es que, ¿por qué comprar unos vaqueros cada tres meses si podemos hacer que nos duren años? Si tenemos en cuenta que la industria textil es la segunda más contaminante después de la del petróleo y que para producir una sola camiseta se necesitan 2.500 litros de agua, la pregunta se responde por sí sola.

- Lee: 5 razones (medioambientales) por las que debes pasarte a los 'vaqueros veganos'

Cuidar tu ropa para hacerla más sostenible

Lavar menos, a temperaturas más bajas o limpiar en seco solo cuando sea estrictamente necesario, son algunos buenos hábitos que podemos poner en práctica.

  • Lavar a baja temperatura. Por lo general, lavamos nuestra ropa a altas temperaturas de forma innecesaria solo porque aparece indicado en la etiqueta. Sin embargo, las etiquetas son solo recomendaciones de los fabricantes y, en este caso, lo que se indica es la máxima temperatura a la que esta prenda se puede lavar. Además de que lavar a alta temperatura consume más recursos energéticos (ahorraremos hasta un 60% menos de energía si pasamos de 40 a 30 grados), acentúa también el desgaste de los tejidos. Normalmente, los programas ‘eco’ emplean menos agua a menor temperatura para lavar la ropa.
  • ¿Cada cuánto haces la colada? ¿tres? ¿cuatro veces por semana? Además de que con cada lavado las prendas se debilitan, el impacto medioambiental puede ser mayor que el de la propia producción de la prenda. Por eso, asegúrate de llenar la lavadora con su máxima capacidad de carga y escoger un programa rápido si la ropa no está muy sucia. A veces, incluso, es suficiente con airear la ropa.

- Lee: 10 trucos para ahorrar energía (y dinero) en casa

  • Limpiar en seco solo cuando sea necesario. Cuando se trata de tejidos delicados, la mayoría no sabemos muy bien cuál es el mejor método para lavarlas; por lo que terminamos llevándolas a la tintorería, sin tener en cuenta que la limpieza en seco implica productos químicos con un efecto negativo sobre la naturaleza y también, en el ciclo de vida de nuestras prendas. Algunas de ellas podrían lavarse en las lavadoras actuales con programas específicos de ahorro o, incluso, si no están muy sucias, es preferible darles un agua a mano. Cuando acabemos de lavar, podemos utilizar el agua sucia para regar las plantas o hacer tu propio compost casero.
  • Evita la secadora. Por último, si te acostumbras a tender la ropa, en lugar de utilizar su función ‘secadora’, estarás contribuyendo aún más al medio ambiente.

Además…

- Sé más ecológica y, este verano, pásate a las cremas solares biodegradables

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie