Descubre el budokon, el yoga combinado con artes marciales

Descubre el 'budokon', el yoga combinado con artes marciales

Esta disciplina holística consigue el equilibrio perfecto entre el trabajo del cuerpo y el de la mente obteniendo grandes resultados.

by Cristina Soria

El yoga, la meditación y las artes marciales, son tres disciplinas diferentes que nos ofrecen distintos resultados y beneficios si las practicamos por separado. Pero, ¿qué ocurre si conseguimos combinar las tres en un mismo conjunto de ejercicios? Pues que los resultados obtenidos son infinitamente mejores, tanto a nivel físico como mental.

Alguien que sabe esto muy bien es Jennifer Aniston, cuya pasión por el deporte y la vida sana la ha convertido en uno de los rostros más visibles del budokon desde hace años. Diseñado por el estadounidense Cameron Shayne, se trata de un entrenamiento que parte de la filosofía samurai para unir lucha, mente y espiritualidad. Es decir, se trata de la mezcla que decíamos anteriormente de yoga, meditación y artes marciales.

Leer: 6 masajes descontracturantes y relajantes para deportistas

No es solo ejercicio: es un plan de vida

La palabra budokon viene del japonés “bu” (guerrero), “do” (vía) y “kon” (espíritu), es decir, “la vía del guerrero espiritual”, y tiene como objetivo sacar el máximo rendimiento de nuestra mente y nuestro cuerpo, para alcanzar un equilibrio integral en nuestro cuerpo. Es decir, nuestra forma de movernos y ejercitarnos ha de estar acorde a nuestra forma de vivir y pensar.

“No es un conjunto de ejercicios sin más, sino un plan de vida que nos enriquece por dentro y que nos aporta salud, bienestar y una gran forma física”, explica Shayne. Sus efectos son múltiples y variados: reafirma, tonifica y afina los músculos de todo el cuerpo, aunque se centra, sobre todo, en los de las piernas, brazos y hombros.

Descubre el budokon, el yoga combinado con artes marciales VER GALERÍA

Además, también hay un hueco en el entrenamiento para la meditación, a través de la cual conseguimos disminuir el estrés. Es una meditación en dos fases: por un lado, a través de las catas, en grupos de movimiento de 15 minutos; por otro, con una respiración estática controlada.

Leer: Cómo puede ayudarte el yoga terapéutico

La alimentación también importa

Para lograr una armonía entre el cuerpo y la mente, nuestra forma de alimentarnos juega también un papel fundamental. Una alimentación equilibrada es tan importante en las rutinas como las asanas de yoga o los movimientos de jiu-jitsu brasileño. Los consejos sobre la alimentación son simples y directo: evitar el consumo de bebidas y comida antes de las prácticas, mantener una dieta de vegetales durante el día, limitando el consumo de carne, e incentivando el uso de productos de origen natural como la miel. 

¿Quién puede practicar 'budokon'?

No hay edad para empezar a practicar budokon, ni es necesario contar con una gran forma física previa, ya que se trata de ejercicios lentos y controlados y las habilidades se van adquiriendo poco a poco. Además, como no hay ningún impacto, se evita el riesgo de que se produzcan lesiones. Se trata de adquirir una filosofía de vida, más que un objetivo a corto plazo, de ahí la ausencia de prisas. En una clase de budokon uno no para de moverse, pero siempre a una velocidad muy lenta.

Los movimientos se realizan tanto de pie como en posición de cuadrupedia, para lograr fuerza en las extremidades superiores, cintura escapular y pélvica. Los resultados se observan en poco tiempo: se gana fuerza, flexibilidad y mucha agilidad. El equilibrio cuerpo-mente es el fin último. Según  Shayne, “a través del movimiento acompasado que implican los ejercicios de artes marciales, así como la meditación y el yoga, estamos adquiriendo unas herramientas que nos permitirán vivir mejor y cultivar nuestro espíritu”.

Leer: 'Mindfulness' para principiantes: cómo empezar a meditar

Más sobre: