Alimentos ecológicos que sí merece la pena comprar

Alimentos ecológicos que sí merece la pena comprar

A causa de la preocupación por nuestra salud y por la conservación del medio ambiente, la demanda de alimentos ecológicos ha aumentado un 7% por parte de los consumidores en los último tiempos, y a día de hoy los consumen un tercio de la población.

by Cristina Soria

Según las encuestas, nuestra principal razón para consumir alimentos ecológicos es la preocupación por seguir un estilo de vida saludable, además de evitar consumir productos que hayan sido tratados con fertilizantes químicos y pesticidas. También influye el deseo de preservar la naturaleza y ser respetuosos con el medio ambiente. Pero los alimentos ecológicos tienen, por lo general, un coste más elevado que aquellos que no lo son. Por lo tanto sus principales consumidores son aquellos que cuentan con un buen nivel socioeconómico.

¿De verdad lo 'bio' es mejor?

A pesar de las estadísticas de consumo, la ciencia no es unánime en cuanto al verdadero impacto de la comida ecológica en la salud humana, por lo que, en última instancia, la decisión de comer bio es meramente personal. Pero lo cierto es que no una opción para todo el mundo por el elevado coste que comentábamos antes.

Por lo tanto, si unimos la falta de certeza acerca de sus beneficios para nuestra salud a su precio, superior al del resto de productos, no nos queda claro por qué tipo de alimentos debemos optar. Para la Sociedad Española de Agricultura Ecológica, lo más lógico es dar prioridad a los alimentos que consumimos a diario, y consumirlos bio pensado en las posibles repercusiones sobre nuestra salud, sin mirar el lado económico. Si tienes dudas acerca de qué productos comprar en clave bio y qué productos no es tan necesario, te dejamos la siguiente lista de la compra.

Leer: ¿De qué hablamos exactamente cuando hablamos de minerales?

Naranjas más jugosas

Son las más demandadas entre todas las frutas y verduras ecológicas. La variedad navel ecológicas y las mandarinas clementinas son las que tienen un mayor consumo. Contienen un 5% más de pulpa, y por lo tanto más fibra, que las convencionales. Además su corteza es rica en aceites esenciales, que las hacen más olorosas. Como colofón, según un estudio realizado por la Universidad de Valencia, la naranjas ecológicas son un 10% más ricas en vitamina C que las naranjas convencionales.

Alimentos ecológicos que sí merece la pena comprarVER GALERÍA

Carne de pollo y ternera

El bienestar del animal ya es por sí misma un buena razón para optar por la carne ecológica, pero no la única. El Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario ha constatado que la carne de los animales criados sin fármacos y alimentados a base de follaje fresco, tiene un mayor poder antioxidante. Esto se debe a una mayor presencia de vitamina E que ingieren de la hierba. Gracias a esto, la vida útil de la carne se alarga y se conserva fresca durante más tiempo.

Leer: Frutas y hortalizas que nacieron en un laboratorio

Huevos, por el bien de las gallinas

Parece ser no existen evidencias de que el consumo de huevos ecológicos sea mejor desde el punto de vista nutricional, ni tampoco que mejore su sabor con respecto a los huevos convencionales. La única diferencia clara y sobradamente comprobada está en las condiciones de vida de la gallina. Por lo que la decisión de comprar o no huevos ecológicos es completamente personal.

Aceite de oliva

El aceite de oliva virgen extra es un producto extraordinario cuando se obtiene por los procedimientos convencionales, pero la composición de los ácidos grasos mejora aún más cuando se obtiene mediante producción ecológica. Según la Asociación de Agricultura Ecológica, los contenidos polifenólicos del olivo se alteran cuando es sometido a un nivel de estrés, mientras que si se le riega se potencian los ácidos grasos monoinsaturados.

Los lácteos, claramente mejores

Los quesos y yogures fabricados con leche ecológica tienen una mejor composición en ácidos grasos saludables, beneficiosos para el corazón. El sabor de la leche ecológica es mejor, y puede ser tu opción a menos que tengas déficit de yodo, porque contiene un 74% menos de este mineral que la leche convencional.

Leer: Alimentos ricos en colágeno: la clave para una dieta 'antiaging'

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie