mujer running

¿Por qué nos sentimos bien cuando corremos?

La practica del 'running' aporta un gran número de beneficios tanto físicos como psicológicos

by Gtresonline

En una sociedad cada vez más concienciada con llevar un estilo de vida saludable, basado en los pilares de una alimentación equilibrada y ejercicio físico, el running se ha convertido en uno de los deportes más populares en la actualidad. Cada día más gente se calza las zapatillas y comienza a dar sus primeros pasos en esta disciplina, que gana adeptos día tras día. Pero, ¿cuál es la motivación que les empuja de repente a salir a la calle a correr? Parte de su éxito reside tanto en la flexibilidad que permite -dado que no depende de horarios-, como en sus beneficios a nivel físico y mental

 “El boom del running se debe a que la sociedad ha cambiado. Cada vez somos más conscientes de que para nuestra salud es muy importante hacer deporte. Lo bueno que tiene el atletismo es que es un deporte muy bonito y fácil: lo puedes hacer en cualquier sitio en el que estés; tan solo necesitas unas buenas zapatillas y una equipación adecuada”, explica Alberto Muñoz, entrenador del Tigers Running Club de Madrid, quien nos da las claves para empezar a correr y sentirnos mejor que nunca.

Correr nos hace más felices

El bienestar mental que produce esta práctica es una de las claves fundamentales de su gran aceptación. Su secreto reside en la química del propio organismo, puesto que corriendo (o haciendo cualquier otra actividad física) se liberan endorfinas, también conocidas como ‘las hormonas de la felicidad’. Esta sustancia, generada en una parte del cerebro llamada hipófisis, produce sensaciones placenteras que dan lugar a un equilibrio interior en nuestro cuerpo; algo que hace que nos sintamos mucho mejor y reduzcamos los niveles de estrés, ayudando a desconectar de los problemas de la vida diaria. Además, son unos grandes analgésicos naturales que nos alivian de los dolores y del malestar general.

grupo corrinedoVER GALERÍA

Más sanos y fuertes

Por supuesto, mucha gente se anima a practicarlo motivada por recomendación médica. Como sucede con cualquier otro deporte, no podemos olvidar los beneficios del running a nivel físico. Entre sus múltiples bondades para el organismo destacan estas: el metabolismo cambia y se acelera, se fortalece la musculatura y el corazón, se aumenta la capacidad pulmonar, reduce los niveles de colesterol y, además, ayuda a prevenir enfermedades como la diabetes, obesidad o la hipertensión. Eso sin contar la gran quema de calorías que conlleva, lo que nos facilitará la pérdida de peso puesto que es una actividad global en la que interviene todo el cuerpo. Incluso, correr puede combatir la celulitis ya que, al tratarse de un ejercicio de larga duración, ayuda a consumir el tejido adiposo acumulado en piernas, glúteos y abdomen.

En grupo es más divertido

Tampoco se debe olvidar el factor social del deporte. Podemos correr solos, pero es mucho más divertido y motivador si lo hacemos en grupo. Acudir a las carreras (celebradas normalmente los fines de semana) con la pandilla de amigos estrecha lazos y hace que conozcamos a más gente. “En general, el ritmo de vida de los trabajadores es muy estresante y necesitan liberarse de sus preocupaciones haciendo deporte, saliendo con sus amigos a correr y pasarlo bien”, puntualiza Alberto.

Más sobre: