Leer

Así influyen los libros que lees en tu cerebro

Abrir las páginas de tu libro favorito te ofrece más beneficios de los que puedes imaginar.

by Cristina Soria

Gracias a la lectura podemos adentrarnos en una infinidad de mundos, algunos cercanos y otros desconocidos, que nos acercan a la mente de distintos personajes de una manera casi prodigiosa. A veces, nuestro ritmo de vida y la presencia cada vez mayor de dispositivos electrónicos hace que nos resulte difícil encontrar un hueco para los libros en nuestro día a día. Pero merece la pena que nos fijemos un momento en todos los beneficios que te puede ofrecer esa novela que estás deseando leer, aunque no encuentres el momento para hacerlo.

Mejora tu memoria

La lectura retrasa el deterioro que sufre el cerebro con el paso de los años y ejercita nuestra memoria al hacer que el cerebro almacene nueva información constantemente: historias,personajes, lugares, expresiones..  Además, esta información va acompañada de las emociones que nos produce leer la historia, y toda emoción favorece que los recuerdos perduren más tiempo y con mayor claridad en nuestro cerebro. Tal es así,  que una investigación realizada en el Centro Médico de la Universidad Rush en Chicago concluía que las personas que realizaban actividades estimulantes como la lectura, tanto de niños como de adultos, tenían una disminución de la memoria mucho menor que aquellos que no leían nunca.

Leer: Estos libros pueden ayudarte a superar una ruptura

Mente creativa

Leer te abre a mundo reales e imaginarios y a nuevas perspectivas y garantiza mantener bien despiertas tu mente e imaginación. Mediante la lectura se producen conexiones cerebrales que que te ayudan a deducir las cosas de manera más fluida y a contemplar diferentes posibilidades sobre una misma cuestión. Eso sí, parece que cualquier lectura no sirve para este fin, y que son los libros de ficción los que ayudan a desarrollar la imaginación y la creatividad.

LeerVER GALERÍA

Reduce el estrés

La Universidad de Sussex lo tiene claro: en solo 6 minutos de lectura conseguimos disminuir el estrés. Cuando encontramos un momento de tranquilidad para continuar con el libro que tenemos entre manos y podemos desconectar de todo para sumergirnos en la historia, nuestro cuerpo entra en un estado de relajación. Mientras pasamos las páginas, inmersos en la lectura, nuestros músculos rebajan la tensión acumulada y disminuyen los niveles de cortisol, la hormona del estrés.

Leer: Cuatro libros para mejorar tu autoestima

Aumenta la empatía

Un estudio publicado en la revista Scientific American en 2013, demostró que el hábito de la lectura nos hace más empáticos y nos ayuda a entender los sentimientos de los demás. Al leer podemos formarnos ideas sobre otros, sobre sus emociones, sus ideas y sus motivaciones. Luego podemos trasladar esas experiencias a la vida real y mejorar nuestra convivencia en sociedad.

Duermes mejor

Leer una media hora por la noche (o más si quieres) induce al cerebro a un estado de calma que lo prepara para conciliar el sueño con facilidad. Eso sí, no leas en ningún dispositivo electrónico, ya que la luz artificial que emiten nos estimula y dificulta el descanso. Si tienes problemas para conciliar el sueño, es aconsejable que no leas en la cama y que te introduzcas en ella únicamente para dormir. Apaga la tele y piérdete en la lectura, que antes de lo que imaginas acudirá Morfeo a tu encuentro para hacerte soñar plácidamente.

Leer: Las claves para mantener el cerebro en buena forma

Estimula tu cerebro y el aprendizaje

Si lees de forma habitual, tus neuronas estarán más y mejor conectadas entre sí. Por lo menos así ocurre con las que se encuentran en el lóbulo temporal izquierdo, y que se relaciona con el lenguaje. Nuestro cerebro se fortalece gracias a estas conexiones neuronales, que amplían nuestra capacidad cognitiva y de deducción lógica, además del aprendizaje y el razonamiento.

Más sobre: