¿Es necesario poner gafas de sol a los niños?

Protegen contra el sol y de sus rayos nocivos como los ultraviolenta. Pero ¿es necesario que los niños pequeños también las lleven? En este caso, ¿cuándo hay que ponérselas?

Dr. Eduardo Junco


Colabora desde hace más de 20 años en la revista ¡HOLA! con artículos de divulgación y actualidad​ médica. ​En esta pequeña sección encontrarás información sobre todos los temas que afectan a nuestra salud y bienestar diarios​. Y todo ello contado con un estilo ameno, didáctico y profesional.​

Los cambios producidos en la atmósfera en los últimos decenios, como consecuencia de la disminución progresiva de la capa de ozono ocasioanda por la contaminación ambiental, han hecho que el paso de las radiaciones solares nocivas para la piel y para los ojos haya aumentado de forma llamativa.

Lee: Dale la espalda al cáncer de piel

Las radiaciones ultravioletas A (UVA) y las radiaciones ultravioleta B (UVB), al igual que alteran y dañan la piel, perjudican también en mayor medida la retina, pues sus células son más sensibles a ellas.

De hecho, la Organización  Mundial de la Salud (OMS) nos recuerda que las radiaciones solares son el origen del aumento en el número de casos de queratoconjuntivitis actínica (inflamación de la conjuntiva debido a la exposición a rayos azul, violeta y ultravioleta), de retina, de úlceras en la córnea y, sobre todo, de la aparición temprana de cataratas.

Lee: ¿Para qué sirven las cápsulas orales de proteccción solar?

¿Cuándo ponerle gafas al niño?

El uso de gafas de sol en la edad infantil es cada día más frecuente y se recomienda, además de no poner nunca al bebé mirando de frente al sol, el uso de sombreros y, a partir del año de vida, elegir unas adecuadas para ellos. 

Es probable, no obstante, que el niño se las quite de forma constante, que no las tolere y que no sea capaz de llevarlas de forma permanente. Pero insistiendo y haciéndole ver que sus padres también las utilizan, las acabará aceptando.

Lee: Gafas de sol y salud visual

gafas-de-sol-para-ninosVER GALERÍA

Cómo elegir las más adecuadas

  • La cualidad más importante de unas gafas de sol es la calidad protectora de sus cristales.
  • Deben bloquear el paso de la luz en un 75% y tener filtros para los rayos UVA que eviten su paso en un 95%.
  • Tienen que ajustarse al estándar europeo de grado de absorción de la luz, que da un índice de filtración solar. O, al menos, portar la marca “CE” como mínimo de calidad.
  • El diseño es de gran importancia en las gafas infantiles, porque tienen que ser resistentes a golpes y roturas y estar fabricadas con materiales flexibles, adaptables, irrompibles, de poco peso, y con cinta elástica de sujeción.
  • El color de los cristales tiene menos importancia, pero los grises, marrones y verdes son los más eficaces.

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie