Pajitas

Medio ambiente

Mejor sin pajita: por qué deberías dejar de usarlas

Las pajitas de plástico son aparentemente inofensivas para el medio ambiente, pero lo cierto es que son uno de los objetos cotidianos más contaminantes que existen.

by Cristina Soria

En los últimos años, ha aumentado considerablemente el compromiso con el medio ambiente, y cada vez somos más conscientes de que hay que evitar el uso de determinados productos de plástico, como bolsas y botellas desechables, que son altamente contaminantes. Este tipo de objetos son muy visibles, y ya nos hemos acostumbrado a que existen alternativas, mucho más respetuosas con el planeta, que podemos introducir en nuestra vida diaria con total comodidad, como las bolsas de tela para ir a la compra, o las botellas de acero inoxidable para beber agua.  

Leer: Enseña a tus hijos a cuidar el medio ambiente con estos pequeños gestos

Las pajitas de plástico parecen no tener mucha presencia en nuestro día a día, pero lo cierto es que su consumo ha aumentado de forma alarmante en los últimos años. Las copas, zumos y batidos que nos sirven fuera de casa suelen ir acompañados de una. Los zumos y batidos individuales que toman los niños también cuentan con la suya. Incluso el saludable smoothie que nos sirven en un tarrito de vidrio, completamente ecológico y reutilizable, paradójicamente se sirve acompañado de una pajita de plástico.

Pajitas de plásticoVER GALERÍA

Se calcula que en Estados Unidos se usan 500 millones de pajitas diarias, y una conocida cadena de comida rápida afirmó que en sus restaurantes se consumen 60 millones de pajitas a diario. La empresa ya se ha puesto manos a la obra para ofrecer una alternativa más respetuosa con el medio ambiente. Y es que cada pajita de plástico que usamos tiene una vida útil de unos pocos minutos, pero supone cientos de años de contaminación para el medio ambiente.

Leer: Comer menos carne para salvar el planeta (y tu salud)

Iniciativas  

Son muchos los países que han iniciado movimientos que pretenden animar a la gente a eliminar el uso de pajitas de plástico y a buscar otras alternativas más respetuosas. En Estados Unidos ha tenido un gran calado la campaña de concienciación Be Straw free, creada por un niño de 9 años ya en 2011. Australia cuenta The last straw, enfocada a que los establecimientos solo sirvan pajitas a aquellos clientes que las pidan.

En España el movimiento Mejor sin pajita, inspirado en el colombiano Mejor sin pitillo, trabaja para eliminarlas de establecimientos y bares, animando a sus dueños a sustituirlas por pajitas alternativas no contaminantes.

Alternativas

Puede que en casa te guste usar pajitas para tomar un refresco o un batido. A lo mejor preparas deliciosos mojitos para tus invitados en las noches de verano y no quieres prescindir de ellas, porque son ideales para remover y muy cómodas para beber. Pues tranquila, hay opciones tan atractivas como ecológicas para tu hogar.

Leer: Cómo hacer tu hogar más sostenible

Las hay de vidriotitanio, ambas totalmente reutilizables, y de papel o bambú, 100% biodegradables. Existen, incluso, pajitas comestibles y aromatizadas que puedes personalizar a tu gusto. Elige la opción que prefieras y di adiós a las pajitas de plástico para siempre.

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie