hotel-para-perros-1

Si vas a dejar a tu perro en una residencia, elige la mejor

Muchos dueños de perro temen dejar a su mascota en una residencia, ya que piensan que no va a estar bien atendida y que va a sufrir la separación de su dueño. Sin embargo, si está en unas buenas instalaciones con profesionales cualificados, la experiencia puede ser incluso positiva.

by Nuria Safont

Elegir la mejor residencia para tu mascota es esencial para que ella pueda sentirse como en casa, no sufra, no afecte a su salud y para que vosotros podáis disfrutar de unas vacaciones o atender a obligaciones personales, familiares o laborales sabiendo que vuestro ‘peludo’ está en buenas manos. ¿Qué hay que tener en cuenta para escoger el mejor hotel canino? Te lo contamos a continuación.

Relacionado: 10 alimentos malos para tu perro 

¿Puedo dejarlo en una residencia?

Lo primero que debes analizar es si tu perro es apto o no para quedarse en un hotel para perros. “Por lo general, si el animal está sano y emocionalmente equilibrado, podemos dejar a cualquier mascota siempre y cuando expliquemos muy bien las características de nuestro animal a los encargados de la residencia”, indica la etóloga Adriana Mármol, veterinaria de la clínica Triavet, en Sant Cugat del Vallés. Aunque sí hay que considerar algunos aspectos. Por ejemplo:

¿Es agresivo? En ese caso, hay que advertirlo a los responsables del centro y, bajo ningún concepto, lo juntarán con otros animales. “Los perros con problemas de agresividad requieren un tratamiento especial y solo es aconsejable dejarlos en centros donde tengan instalaciones apropiadas y personal cualificado”, señala Merlijn Brenninkmeijer, directora del hotel para perros Kennel Dondersteen, en Barcelona.  

¿Tiene miedos? Hay que explicar detalladamente a qué tiene miedo y cuáles son las situaciones en las que puede haber un problema: miedo a tormentas, a personas desconocidas, a otros perros… “Debemos informar a los propietarios de la residencia qué deben hacer para que el animal pueda gestionar de manera adecuada la situación”, indica Adriana Mármol.   

¿Sufre ansiedad por separación? En este caso, los perros nunca deberían estar solos para evitar que aparezcan conductas indeseadas y que el animal no lo pase mal. Si esto no es posible, no es buena opción dejar a nuestro perro en esa residencia.

¿Tiene algún problema de salud? “No es aconsejable dejar a un perro que tiene una situación de salud muy delicada o es muy anciano, si no estamos seguros de que le van a poder proporcionar el cuidado extra que necesita” indica Merlijn Brenninkmeijer. Por otro lado, si sospechamos que pueda estar incubando alguna enfermedad o la padece y ésta es contagiosa, no debería dejarse en un lugar donde esté en contacto con otros perros. “Si toma alguna medicación, es importante detallarlo a los cuidadores e, incluso, dejar por escrito la pauta y la dosis. Si la dolencia es crónica, o tiene algún otro tipo de problema, también hay que comunicarlo para que ajusten las rutinas a sus necesidades”, añade la veterinaria especialista en comportamiento.  

Relacionado: 10 preguntas que debes hacerte antes de tener un perro

Hotel residencia para perros Kennel DondersteenVER GALERÍA

¿Cómo deben ser las instalaciones?

Antes de dejar a tu perro en la residencia, debes acudir a ésta para asegurarte de que cumple con todos los requisitos necesarios para que tu mascota se encuentre a gusto y a salvo. “Lo ideal es que se haga la visita sin el animal de compañía, para no estresarlo”, recomienda la directora del hotel canino. Estos son algunos de los aspectos que debes tener en cuenta:

  • El centro y las instalaciones deben estar aprobadas y autorizadas por las autoridades competentes.
  • Debe contar con la calificación de núcleo zoológico, tener un seguro y profesionales cualificados al cargo de los animales.
  • Es importante que cuente con espacios de recreo grandes, zonas de sol y de sombra y lugares donde la mascota pueda descansar.
  • Las instalaciones interiores deben estar limpias, desinfectadas, ser confortables, bien ventiladas y al cobijo del frío y del calor. Deben contar con calefacción para el invierno y libres de corrientes de aire.
  • Los animales deben disponer de agua limpia y fresca. En cuanto a la comida, es preferible que consuman su pienso habitual, puesto que los ambios bruscos de alimentación puede perjudicarles. 
  • El centro debe disponer de buenas medidas de seguridad para evitar que los animales se escapen o sufran daños del exterior. Además, tenemos que asegurarnos de que nuestro perro va a estar bien vigilado las 24 horas del día, sea por una persona encargada o por cámaras de vigilancia.
  • La residencia debe tener un protocolo de actuación en caso de que haya una urgencia veterinaria. Pregunta qué hacen en estos casos y a qué veterinario se acude.
  • Es importante que los cuidadores tengan conocimientos sobre comportamiento canino y que éstos estén actualizados. Es decir, “nada de teorías obsoletas sobre dominancia y líderes de la manada. Por supuesto, no aplicarán castigos verbales ni físicos ya que podrían comprometer el bienestar emocional de nuestra mascota durante la estancia en la residencia", advierte la veterinaria Adriana Mármol.   

Relacionado: Mascotas sanas, dueños a salvo de contagios

¿Qué podemos exigir a la residencia? 

A pesar de que cada residencia tiene sus costumbres y también hay que considerar el número de huéspedes, como propietarios podemos pedir que nos faciliten un informe diario de cómo se adapta nuestra mascota. Si la residencia no lo acepta, quizá no sea el lugar apropiado para nuestras exigencias. Por otro lado, algunas disponen de webcam en los habitáculos y los propietarios pueden observarla a través del móvil. "Los primeros días es normal que se quiera saber cómo se adaptan. Aunque con el tiempo hay que confiar y tratar de desconectar para disfrutar de las vacaciones", señala Brenninkmeijer. 

Asimismo, es necesario firmar un contrato en el que se indique claramente los servicios, detalles de la estancia, duración, gastos, un teléfono de contacto en caso de emergencia, etc.

La residencia también debe exigirnos una serie de requisitos como por ejemplo que la mascota esté identificada mediante microchip y tener su cartilla sanitaria con todas las vacunas puestas (es posible que nos pidan la vacuna de la tos de las perreras) y la desparasitación tanto interna como externa al día.

Hotel residencia para perros: separacionVER GALERÍA

¿Cómo saber si hemos elegido la mejor? 

Cuando recojamos a nuestro peludo, "debemos escuchar qué nos explica la persona encargada de la residencia y cómo ha interactuado con otros perros. Además, hay que observar en qué condiciones nos lo entregan para saber si ha estado bien atendido. Por ejemplo, si se encuentra alegre, cómo está su pelo, cómo son sus heces... tampoco debemos alarmarnos mucho si ha perdido algo de peso ya que el estrés les puede causar inapetencia y es probable que hayan hecho más ejercicio del habitual", señala Brenninkmeijer. Pero sin duda hay un síntoma claro de que habéis elegido la mejor. "Si la siguiente vez vuelve con alegría es que ha estado bien atendida", afirma la experta. 

Relacionado: Tu mejor terapeuta puede tener cuatro patas 

¿Y si le busco una casa particular?

Últimamente, debido a la demanda y al miedo de muchos propietarios a dejar a su mascota en una residencia, muchos particulares ofrecen el servicio de canguros de perros. Si se opta por esta alternativa hay que tener mucho cuidado ya que no todo el mundo está capacitado para realizar esta tarea ni todas las casas son apropiadas para dejar a nuestra mascota. Debemos asegurarnos de que cuentan con un seguro, que tienen dada de alta esta actividad y que la persona encargada tiene conocimientos básicos de comportamiento animal así como que cuentan con un veterinario o clínica de confianza para que puedan actuar y responsabilizarse si ocurre algún percance", advierte la directora del hotel para perros. Y es que, como afirma rotundamente, "cuidar de una mascota no es un hobby, sino una gran responsabilidad y debemos dejar a nuestro animal de compañía en las mejores manos". 

Más sobre: