¿Cómo desarrollar la autoestima?

by hola.com

Coraje, fuerza, valentía, capacidad de lucha, decisión… Son cualidades que definen a las personas con alta autoestima y seguridad en sí mismas, tan importantes para encontrar el equilibrio emocional y hacerte valer como te mereces. Pero, ¿es esta la opinión que tenemos de nosotras mismas? Según un reciente estudio elaborado por Special K, a pesar de que las españolas tienen un notable en autoestima (el 86% de las encuestadas se consideran mujeres fuertes); también reconocen que los adjetivos negativos hacia el género femenino como ‘manipuladora’ o ‘controladora’ (tan arraigados aun hoy en la sociedad) hacen mella en su autoestima. Además, de los resultados de la encuesta se desprende que cuanto más joven es la mujer, más vulnerable es al lenguaje negativo (un 63% de las mujeres entre 18 y 34 años se sienten especialmente influidas frente al 44% de las mujeres de 50-65 años). De ahí, que según la psicóloga Patricia Ramírez, y autora de ‘Cuenta Contigo’ (Editorial Conecta), sea tan importante reforzar los valores que nos hacen ser mujeres fuertes e independientes.

© Fotolia

Cómo trabajar nuestra fuerza interior y autoestima

“Lo primero que pregunto a las pacientes que visitan mi consulta cuando vienen tristes o ansiosas, es sobre sus hábitos de vida saludable. Es imposible empezar a construir si no practican ejercicio, descansan bien y se alimentan de forma saludable. A partir de ahí, la mujer necesita aprender a reconocer y dar valor a sus fortalezas, no a su imagen, que también influye, sino sobre todo a lo que lleva dentro: capacidad de organización, de gestión, su seguridad en sí misma… A veces, muchas mujeres tienen estos valores tan ocultos que ni siquiera los reconocen. Así que hay que dedicar más tiempo a dar importancia a todo aquello que nos ha permitido tener éxito en la vida. Dedicamos mucho tiempo a analizar los fracasos. Hagamos lo mismo con los éxitos. Ahí está la fuerza, en ser consciente de qué nos permite ser exitosas”, explica la experta.

Paso a paso: pequeños retos diarios

Los retos diarios nos estimulan, nos motivan, nos dan placer y hacen que al final del día nos sintamos realizados; por lo que ten siempre claro qué pasos quieres dar para llegar dónde quieres y definir el rumbo de tu marcha. Y recuerda que el camino se hace al andar. “Pequeños retos pueden ser cosas tan simples como que una madre pueda ducharse sola sin que sus hijos la interrumpan en el baño, disfrutar del desayuno a la vez que organizas la agenda del día, leer la prensa, tomar un té diez minutos mientras preparas una reunión de trabajo, salir a correr, leer sin sentir culpa por dedicarte tiempo, y así un largo etcétera. Lo importante es no juzgar los retos que cada una se ponga. Lo que para una persona puede ser algo nimio, para otra mujer puede ser el momento de su vida”, explica Patricia Ramírez.

¡Olvídate del estrés!

Vivimos en una sociedad que cada vez nos exige más como trabajadoras, madres, pareja, ciudadanas comprometidas... a lo que hay que sumar nuestras propias expectativas y nivel de exigencia. Por eso, tal y como nos sugiere la psicóloga Patricia Ramírez, es conveniente parar y establecer prioridades. “Tengo un capítulo en mi nuevo libro, ‘Cuenta Contigo’, que se titula ‘Elige tu once titular’. El once titular son aquellas cosas imprescindibles para el bienestar diario, aquello a lo que no deseas renunciar. Lo mejor es empezar por confeccionar una lista de tu once titular. Y una vez esté escrita, tratemos de compaginar en la agenda la parte profesional, la maternidad, la social, la pareja y la de una misma. Estar en equilibrio es tener tiempo para todo. Y olvidemos de una vez la idea de que ser buena madre es estar todo el día pegada a los hijos. Ser buena madre es quererles de forma incondicional, brindarles ratos de calidad, ser su apoyo y enseñarles un modelo de vida basado en la libertad y la autonomía, en el que la mujer también puede disfrutar de su tiempo sin que ello signifique querer menos a los demás. Fíjate, el amor es como el tiempo, que hay para todos”.

La alimentación y el ejercicio físico, claves para afrontar el día con fuerza

Como decíamos, practicar ejercicio, descansar bien y alimentarse de forma saludables es imprescindibles para sentirnos bien. “Para mí son los pilares de los que va a depender nuestro bienestar. Es importante tener hábitos de vida saludable, donde el ejercicio y la alimentación juegan un papel clave. Debemos hacer ejercicio de forma regular y complementarlo con la comida, que es la gasolina de nuestras emociones. De hecho, del estudio elaborado por Special K se desprende que el 89% de las mujeres consideran que un buen desayuno es clave para alimentar la fuerza interior que les mueve día a día. Pero, además, poder comer con serenidad, poder elegir alimentos saludables y disfrutar de ellos es crucial para sentirnos bien con nosotras mismas. Hemos terminado por mal utilizar la comida para calmar las emociones como la ansiedad y la frustración; pero debemos ser capaces de saber que todos nos sentimos bien cuando podemos disfrutar de comida sana. Porque nos hace sentir en equilibrio”.

Y no olvides…

La experta también nos recuerda la importancia de tener una vida equilibrada, desterrar las prisas que nos roban la serenidad, concedernos un tiempo para meditar, relacionarnos con personas que nos recarguen las pilas y disfrutar del trabajo y olvidarnos del cerebro multitarea.

Más sobre: