Remedios de la colmena: miel, jalea real, polen...

by hola.com

Cuando llega el frío, nos sentimos más cansados y nuestras defensas bajan hasta el punto de que si no nos cuidamos, podemos caer enfermos a la mínima. Es por ello, que yo siempre recomiendo alimentarse correctamente y aportar en esta época una cantidad extra de vitaminas a través de frutas y verduras. Pero existen también otros alimentos que pueden hacer que mejoren nuestras defensas, a la vez que nos aportan energía y otros muchos beneficios. Son los llamados frutos de la colmena.

El más conocido es la miel, pero dentro de este grupo podemos incluir otros como el polen, el propóleo o la jalea real.

¿Cuáles son los beneficios de cada uno de ellos?

  • Miel: es un alimento altamente energético (300kcal por 100g) que podemos consumirla sola o acompañando a todo tipo de alimentos y platos. Entre sus beneficios destacamos: antiséptica, fortificante, calmante, diurética, algo laxante y alcalinizante. Regula la circulación sanguínea y la presión arterial. Desintoxica el tubo digestivo y las vías respiratorias.
  • Jalea real: se puede consumir en cápsulas o en frascos, pero nunca en dosis elevadas. Lo recomendado es de 500 mg y tomarlo máximo 6 semanas, y descansar un mes. Es rica en minerales como hierro, calcio, cobre, fósforo, potasio, azufre y vitaminas A, C, D, E y del complejo B. Se recomienda en caso de sufrir fatiga mental y física. Regula la secreción de hormonas y la circulación sanguínea. Se utiliza para curar enfermedades cutáneas como la dermatitis y el eccema. También se recomienda en casos de depresión, angustia y enfermedades cardiovasculares.
  • Polen: su ingesta recomendada diaria es de 5 a 15 g de polen. Es preferible elegir el polen en grano ya que el polen en polvo es más difícil identificar su adulteración. De hecho, el polen de mejor calidad es aquel que tiene las bolitas de diferentes colores; ya que significa que reunirá gran variedad de especies. Generalmente es de color amarillo, pero según la especie podemos encontrar verde, rojo o azul. En cuanto a sus propiedades beneficiosas podemos decir que el polen es diurético, antibiótico natural, regula el funcionamiento del hígado, mejora la visión, reduce la fatiga, reduce la glucosa en sangre y los niveles de colesterol, aumenta el número de glóbulos rojos... También ayuda frente la anemia, asma, alergias, afecciones cutáneas, infertilidad y molestias asociadas a la menopausia entre otras.
  • Propóleo: se consume en cápsulas y no debemos consumir nunca más de 2 gramos por kilo de peso al día. Se usa frente a las afecciones de las vías respiratorias, cutáneas (quemaduras, lesiones anales, verrugas, eccemas y soriasis) y bucales (gingivitis y estomatitis) . Actúa como antibiótico, cicatrizante, antiinflamatorio y anestésico.

En caso de no haber probado nunca ninguno de estos productos, empezar tomando pequeñas dosis por si se tiene alergia y no se sabe. Y en caso de dárselo a los niños, reducir la dosis a la mitad o más.

Quizás también te interese...

Cómo aumentar tus defensas este otoño

7 superalimentos para decirle adiós a la gripe

¿Por qué tomar canela a diario?

Plantas medicinales para combatir el frío: equinácea y pasiflora

Ajo y cebolla: alimentos que nos ayudan a vivir más

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie