Gemma Cuervo y Cayetana Guillén Cuervo colaboran con una campaña de prevención de la osteoporosis

Más de tres millones de personas padecen esta enfermedad en España

by hola.com

La esperanza de vida de la población sigue creciendo, y a los 70 años son muchas las mujeres que se encuentran llenas de energía, y se ven sanas y fuertes pese al paso del tiempo. Así lo indica una encuesta sociológica que se ha realizado con motivo de la puesta en marcha de la campaña “70 y más: Promujeres sin fractura”, liderada por la Fundación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades Metabólicas Oseas (FHOEMO), y la Asociación Española Contra la Osteoporosis (AECOS) con el fin de concienciar sobre la importancia de prevenir las fracturas óseas en mujeres que ya han estrenado o están a punto de estrenar la década de los 70.

“Una de cada dos mujeres de más de 70 años con tratamiento para la osteoporosis lo abandona tarde o temprano, lo que hace que se incremente su riesgo de fractura. Por este motivo, es necesario alentarlas para que hablen con su médico y así evitar la fractura, que a esas edades supone romperse la vida”, indica el Dr. Manuel Díaz-Curiel, presidente de FHOEMO. “La osteoporosis no debe romper la vida de ninguna de las más de tres millones de personas que sufren esta enfermedad en España, de las que cuatro de cada cinco son mujeres. Estamos hablando de una dolencia silenciosa, que afecta a un importante colectivo –un tercio de las mujeres la sufrirá tras la menopausia- , y que no presenta síntomas hasta que aparece la fractura, por lo que la prevención es fundamental”.

Gemma Cuervo y Cayetana Guillén Cuervo, embajadoras
La campaña cuenta con dos embajadoras de lujo: la actriz Gemma Cuervo y su hija Cayetana Guillén Cuervo, que se han implicado de pleno en esta campaña como embajadoras e imagen de la Guía Divulgativa “Porque la vida no se rompe a los 70”.

“Mi madre me ha cuidado toda la vida, ahora soy yo la que tengo que apoyar a mi madre, animarla a que hable con su médico y que conozca su riesgo de fractura”, subraya Cayetana Guillén Cuervo. “Somos las hijas, que cada vez estamos más concienciadas con la importancia de estar sano y de que nuestras madres lo estén, las que hemos de tratar que ellas tengan el mejor tratamiento, en cada caso, para prevenir posibles fracturas y estar atentas para que no lo abandonen”.
Por su parte, Gemma Cuervo anima a todas esas mujeres de 70 y más a hablar con su médico para determinar su riesgo de fractura. “La buena noticia es que la osteoporosis es muy fácil de diagnosticar y que hoy en día existen muchos tratamientos que pueden ayudar a mantener nuestros huesos protegidos en el caso de que fuera necesario. Nuestro médico puede informarnos de las diferentes opciones y ayudarnos a escoger la que puede ser, para cada caso, más efectiva y fácil de seguir”.

“El vínculo afectivo entre madre e hija es muy importante también en la prevención, por eso las hijas también tienen un papel protagonista en esta campaña, son las que han de animar a sus madres a que tomen medidas que permitan reducir el riesgo de una fractura ósea que alteraría el ritmo de vida de quien la sufre, pero también de quien ha de cuidarla”, explica Carmen Sánchez, presidenta de AECOS.

Como decíamos, la campaña gira en torno a una idea, la vida no se rompe a los 70, y por eso el objetivo de esta campaña es que estas mujeres sepan que las fracturas pueden evitarse, y que esto es fundamental para tener una vida sana y activa durante más tiempo. “Hay que animar a este colectivo, a veces un poco olvidado, a que acudan al médico, y que conozcan tanto su riesgo de fractura como todas las opciones de tratamiento existentes, para determinar junto con el médico cuál les puede ser más adecuada y fácil de seguir en el caso de que fuera necesario”, incide Carmen Sánchez, .
Tal y como subraya el Dr. Díaz Curiel, “la osteoporosis tiene un gran impacto, no sólo en quienes la sufren, sino en toda la sociedad, ya que el número de fracturas osteoporóticas en mujeres es, al año, más alto que la suma de casos de infartos, cáncer de mama y embolia”.

Las zonas más frágiles
Las fracturas más frecuentes se producen en vértebras, cadera o muñeca, y el riesgo de sufrirlas se incrementa con la edad, lo que supone un gran impacto en la calidad de vida de las mujeres. “Los tratamientos que faciliten la adherencia son fundamentales para evitar estas fracturas, así como un estilo de vida saludable que incluya una buena alimentación y actividad física”, continúa explicando el Dr. Díaz Curiel. “Se ha comprobado que las personas que continúan su tratamiento para la osteoporosis reducen el riesgo de fracturarse un 25% más que aquellas que no lo hacen”.

Más sobre: