¿Qué les espera a los alérgicos esta primavera?

Acaban de hacerse públicas las previsiones de la Sociedad Española de Alergología y se prevé una primavera complicada

by hola.com

nullVER GALERÍA  

¿Notas ya el picor en la garganta y la irritación en los ojos? ¿No dejas de estornudar? Ahí tienes los síntomas que informan de que la primavera está a punto de llegar y, con ella, las alergias. Si 2013 fue un año especialmente peliagudo para los pacientes alérgicos, este año no se presenta mucho mejor.
La ventaja es que el año pasado tenía “días pico” muy intermitentes, lo que facilitaba mucho sobrellevar los síntomas. Este año 2014 el riesgo es mayor para los pacientes alérgicos, porque los niveles de polen superarán los del año pasado.
La lluvia, la humedad y las temperaturas registradas desde el mes de octubre al mes de marzo están relacionadas con el total de polen de gramíneas que se recolecta, según el doctor Francisco Feo, presidente del Comité de Aerobiología de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC). El doctor Feo informa de que “además de las gramíneas, hay otros pólenes alergénicos que alcanzan notable relevancia a lo largo de todo el año en las diversas zonas geográficas españolas”.

Aumentan las alergias, aumentan los estudios
La función de la SEAIC es aportar información de calidad para las personas que sufren alergia. Por eso se ha ampliado la Red de Aerobiología, que ha facilitado información detallada sobre el tipo y cantidad de polen según la zona de España, duplicando el número de estaciones colectoras en los últimos tres años. “De 27 estaciones que teníamos en 2011 pasamos a 42 en 2013 y 52 en 2014. Todas ellas facilitan información detallada de las zonas donde la alergia a pólenes es relevante y engloban a día de hoy todo el territorio nacional”.

¿Has oído hablar de la alternaria?
La alergia clásica es la que todos conocemos y se refiere únicamente a los distintos tipos de polen, pero hay que tener en cuenta que el 15% de la población tiene alergia a un hongo que, como el polen, también se encuentra en las plantas: la alternaria. Afecta más a los niños que a los adultos y los pacientes presentan signos de rinoconjuntivitis y asma. Muchos alérgicos a este tipo de hongo también lo son al polen, pero un porcentaje mayor de los alérgicos a la alternaria padece asma. El riesgo para ellos empieza en abril y termina en julio, aunque también hay una fase de septiembre a noviembre.
El doctor Feo comenta que las asistencias a urgencias aumentan los días posteriores a días de lluvia o de cambio brusco de temperatura: “Este fenómeno favorece una mayor penetrabilidad en el árbol respiratorio, incrementado las crisis asmáticas”.

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie