¿Cómo le afecta el ruido a tu descanso?

Una iniciativa pretende estudiar la relación entre el ruido urbano y una mala calidad del sueño

by hola.com

El descanso es fundamental para un buen rendimiento a lo largo del día. Pero, en ocasiones, no aprovechamos las horas de sueño como deberíamos, algo que se debe, en algunas ocasiones, a factores externos, como puede ser el ruido ambiental. Y si no, piensa en esas noches de verano con las ventanas abiertas, en las que no puedes conciliar el sueño por el ruido de la calle, o por el contrario, en lo bien que duermes cuando no hay ningún ruido que te moleste.

Todo lo que rodea a la influencia del ruido en el descanso va a ser estudiado gracias a una iniciativa de la marca Pikolin, que acaba de presentar la III Campaña por la Salud Acústica, con el fin de concienciar de la importancia del silencio para un buen descanso. Y para comenzar, ha decidido sacar a la calle, por primera vez en la historia, una Unidad del Sueño en la que dormirá durante toda la semana una persona para llevar a cabo un estudio clínico. Para ello contará con la colaboración del Dr. Eduard Estivill -director de la Clínica del Sueño de USP Institut Universitari Dexeus de Barcelona y autor de libros tan reconocidos como El Método Estivill- y su equipo médico.

El objetivo de este estudio –que fue presentado ayer en Madrid con la presencia de Jaydy Michel como madrina- es ver cómo va reaccionando el paciente al intentar dormir con ruidos y, cómo van cambiando las etapas del sueño al verse interrumpidas. Así, se monitorizará al paciente mientras duerme para así poder entender mejor los problemas físicos que van surgiendo y cómo reacciona el cuerpo humano frente a los ruidos. Durante el día, cualquier persona puede acercarse a la Unidad del sueño para informarse y que un médico especialista le realice un pequeño test para detectar posibles patologías del sueño.

¿Cómo te afecta?
El ruido urbano (también denominado ruido ambiental, ruido residencial o ruido doméstico) es aquel emitido por todas las fuentes a excepción de las áreas industriales. Las fuentes principales de ruido urbano son el tránsito automotor, ferroviario y aéreo, la construcción y obras públicas y el vecindario.

Los principales efectos del ruido sobre el sueño, que se dan incluso con niveles de ruido muy bajos, son el aumento de la actividad cerebral, de los movimientos del cuerpo y de las respuestas autónomas, de la frecuencia cardiaca, de la frecuencia respiratoria y de la presión sanguínea.

Y es que el ruido tiene importantes repercusiones tanto en la arquitectura y microestructura del sueño, y, más a largo plazo, sobre la salud y la calidad de vida. Los efectos primarios son el aumento de la actividad cerebral, de los movimientos del cuerpo y de las respuestas autónomas. Estos efectos comportan numerosos despertares y cambios a fases de sueño más superficiales, además de una percepción subjetiva de mala calidad del descanso. En general, se puede decir que la capacidad de alcanzar las fases más profundas del sueño es la que resulta más prejudicada por la exposición al ruido. El ruido tiene también otros efectos inmediatos como el aumento de la frecuencia cardiaca, de la frecuencia respiratoria, de la presión sanguinea y de la vasoconstricción.

Una labor de concienciación
Fue en el año 2009 cuando Pikolin puso en marcha esta niniciativa, primero con la insonorización de un edificio en una de las zonas más ruidosas de Madrid, en el entorno de Malasaña. Para demostrar la veracidad del experimento, se midió la contaminación acústica antes y después de llevarlo a cabo, y el efecto fue inmediato, con una reducción del nivel sonoro significativa y la mejora en el descanso fue un éxito. En su segunda edición, quiso plasmar dos testimonios reales de ciudadanos de Barcelona y de Sevilla que sufren el ruido de sus vecinos de manera constante.

Un dato para terminar: sólo en 2009, más de 7.000 personas expusieron en la web de la marca las causas que les impedían conciliar adecuadamente el sueño. ¿Cuáles eran? Ruidos molestos causados por música, televisión y conversaciones en volumen muy elevado, electrodomésticos como lavadoras y lavavajillas funcionando de noche, vecinos entrando y saliendo dando portazos y hablando alto en las escaleras o las tertulias de madrugada con las ventanas abiertas.

Más información: www.pikolinsaludacustica.es

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie