Enrique Iglesias

Enrique Iglesias pone a bailar a su hija, María, con su nuevo álbum

La pequeña no se resistió al ritmo de la nueva música de papá, y el cantante nos dejó ver a quién se parece más la niña

Enrique Iglesias está de estreno ¡y de la manera más tierna! Esta semana el cantante lanza de lo más feliz su nuevo álbum, Final Vol. 1 que, a diferencia de lo que muchos pensarían, no es el inicio de su retirada del mundo de la música; sino del lanzamiento de sus canciones de manera tradicional. Y aunque es un material que sus fans esperaban desde hace meses, es su hija menor, María, quien quedó muy emocionada con este nuevo álbum ¡y hasta se puso a bailar!

Loading the player...

Contenta, la pequeña empezó a escuchar el nievo disco de papá y desde las primeras notas empezó a mover la cabeza para después dejarse llevar por el ritmo de Chasing the Sun, el primer tema del álbum, y empezar a bailar.

Sonriente, María de inmediato reconoció que era su papi quien cantaba luego de que el artista le preguntara emocionado: “¿Quién es él?”. Con una tierna voz, la pequeña de un año y medio respondió emocionada: “¡Papá!”, eso sí, sin dejar de bailar.

En el corto pero divertido clip, no sólo podemos ver a la niña como la fan número uno de papá, sino lo mucho que ha crecido y el gran parecido que tiene con él en sus facciones. Mientras que el lindo cabello rubio es clara herencia de su mamá, Anna Kournikova.

Enrique Iglesias, feliz en su papel como papá

Hay un antes y un después en la vida de Enrique Iglesias. Desde el momento en el que se convirtió en papá, las cosas no volvieron a ser como las conocía, pues ahora sus días están llenos de sonrisas, alegría, amor y mucha diversión. Aunque gracias a sus pocas publicaciones en las redes sociales sabemos lo pleno que se siente en su papel como papá, en una entrevista con Pablo Motos, de El Hormiguero, el cantante habló de los pequeños Lucy, Nicholas y Mary como nunca antes.

Enrique Iglesias hijos©@enriqueiglesias
Enrique Iglesias y Anna Kournikova formaron una linda familia con sus hijos Lucy, Nicholas y María

“Cuando los veo me ponen de buen humor. Aunque (ellos) tengan un mal día y estén chillando y se estén peleando, me lo paso genial con ellos”, dijo de lo más feliz. “Los últimos tres años y medio de mi vida han sido extraordinarios. Ser padre es algo que nunca me imaginé cómo iba a ser, pero soy muy afortunado y estoy feliz cuando estoy con ellos”, agregó sonriente.

Y es que es justo ese gran detalle de su vida personal lo que de pronto lo mantienen lejos de los escenarios. “Por eso me gusta mucho estar en casa. Me cuesta mucho cuando me voy de gira, me encanta mucho estar en el escenario, pero si no estoy ahí, necesito estar en casa con ellos”, agregó.

Las divertidas peleas entre los pequeños de la casa

Todo padre sabe que las cosas en el hogar son todo menos tranquilas cuando hay niños pequeños. Enrique Iglesias no sólo se divierte al ver a sus hijos en cada una de sus etapas, incluso cuando hay desacuerdos entre ellos. “Las peleas que hay, sobre todo entre los gemelos, es gracioso”, comentó entre risas.

El observarlos, se reconoció a sí mismo en uno de sus hijos: “Yo era tremendo. Y mi hijo Nico me recuerda un poquito a mí. Yo hacía cada cosa. Me acuerdo cuando vivía en Madrid y compraba petardos y los iba tirando por la calle. Cosas que cuando las analizo ahora, digo: ‘estaba un poquito tocado’”.

Pero, entre todo, Enrique Iglesias disfruta cada momento con los pequeños y construye lindas memorias en sus momentos de calidad: “Masha, María, que tiene un año y medio y nació antes del COVID, he podido estar con ella constantemente, verla crecer y ver cómo se van desarrollando”.

Enrique Iglesias©@enriqueiglesias
Enrique Iglesias vive pleno en casa con su familia

“Es increíble lo rápido que pasa el tiempo. Mis gemelos, Nico y Lucy, tienen ya tres años y medio. Y si me preguntas cuántos años tienen, es como si hubiese pasado hace un año”, agregó en su charla sobre la paternidad. Y, para quienes se preguntan cómo hace para ser un buen padre, el cantante explicó que lo único que se necesita es: “Paciencia. Hay que escucharles, mimarles, quererles. Repetirles que estás aquí con ellos aunque no estés físicamente. Y que siempre pueden contar conmigo y que siempre voy a estar ahí para ellos en los momentos buenos y en los malos”.