Cosas de casa

Los mejores trucos para que tus plantas de interior estén siempre perfectas

Descubre cómo cuidarlas para que estén esplendorosas y crezcan sanas

Llenar tu casa con plantas de interior no es solamente una manera fantástica de decorar cualquier espacio. También es una forma genial de purificar el ambiente, de apostar por los espacios naturales, combatir el estrés y conseguir un mayor bienestar en casa. Las plantas nos regalan múltiples beneficios. Para que estén en perfectas condiciones es importante saber qué necesitan y cómo hemos de dárselo. Hoy repasamos algunos trucos realmente efectivos para conseguir que tus plantas de interior te acompañen durante mucho tiempo.

Estantería con plantas de interiorVER GALERÍA

Encuentra para ellas la mejor ubicación

El primer paso para cultivar plantas de interior en casa y conseguir que crezcan y se desarrollen en todo su esplendor es conocerlas. Aprender qué es exactamente lo que necesita cada una de ellas, en función de la especie o variedad. Hay plantas que aman la luz natural y la necesitan para crecer, mientras que otras prefieren los rincones umbríos y oscuros. Saber cuáles son las condiciones óptimas para cada una te ayudará a buscarles una ubicación perfecta dentro de la casa. En general evita colocarlas cerca de radiadores o cualquier otra fuente de calor, y tampoco las pongas en la salida del aire acondicionado. No les vienen nada bien los cambios bruscos de temperatura.

Una buena idea para cuidar tus plantas de interior de la mejor manera es agruparlas por especies similares, con parecidas necesidades de luz, temperatura, riego, etc. Así podrás regarlas y cuidarlas de la misma manera, con lo que ahorras tiempo y minimizas el trabajo.

planta de interior colganteVER GALERÍA

Un consejo

Si las vas a poner en la cocina, no las sitúes junto al frutero. Las frutas emiten al ambiente gas etileno que acelera la maduración. Dicho gas provoca también que las flores de las plantas se abran antes de tiempo y así duran menos.

Conjunto de macetas delante de una pared de color terracotaVER GALERÍA

Luz natural, indispensable para tus plantas

Que la luz natural es importante para las plantas no es ningún secreto, ya que la necesitan para poder realizar la fotosíntesis (el proceso natural que realizan las plantas para “alimentarse” y por el cual convierten los componentes inorgánicos del sustrato en materia orgánica que les aporta la energía necesaria para vivir). Sin embargo, no todas las plantas requieren la misma cantidad de luz. Mientras que algunas especies han de estar cerca de una ventana porque aman la luz intensa, otras se desarrollan mejor en lugares oscuros. Estas últimas son perfectas para decorar un cuarto de baño que no disponga de ventana, por ejemplo.

Maceta con planta delante de una ventanaVER GALERÍA

Un consejo

Por regla general, aunque a algunas plantas les encanta la luz, no suelen aguantar bien la acción directa del sol, que podría quemar las hojas. Es importante protegerlas de los rayos solares.

Los secretos del riego

Ni escaso, ni excesivo. Regar las plantas de interior de la manera adecuada es fundamental para que estén perfectas mucho tiempo, aunque no siempre es fácil saber la cantidad exacta de agua que necesitan. Por lo general, al estar en interior, viven más protegidas y requieren menos cantidad. En muchas ocasiones un exceso de riego es la causa por la que muchas plantas se marchitan antes de tiempo. Para saber si a tus plantas les hace falta que las riegues comprueba la humedad del sustrato con el dedo y actúa en consecuencia.

Además, algunas especies crecen mejor en condiciones de alta humedad ambiental. En ese caso conviene pulverizarlas con agua tibia, en especial en las épocas más calurosas.

Pulverizar planta de interiorVER GALERÍA

Un consejo

Si el agua del grifo es muy dura y tiene mucha cal puede resultar perjudicial para tus plantas, ya que suele elevar el pH del sustrato. Para eliminar la cal (o reducirla en lo posible) no está de más que hiervas el agua antes de regar o que utilices filtros especiales.

Planta colgante en un dormitorioVER GALERÍA

Vigilar y cuidar el drenaje

Además de no pasarte con el riego (ni tampoco quedarte corta), has de vigilar que las plantas tengan un buen drenaje. Es decir, que el agua no se acumule en el fondo del tiesto, ya que las raíces encharcadas se pudren. Para evitarlo, conviene no taponar los agujeros de las macetas, ni dejar que el plato que solemos poner bajo el tiesto se quede mucho tiempo lleno de agua.

Un consejo

Elegir un sustrato adecuado para tus plantas es importante para mejorar el drenaje. Ha de contener materia orgánica y perlita (partículas de sílice), para evitar que la tierra se encharque.

Caja con macetas con plantas VER GALERÍA

¿Hay que cambiarlas de maceta?

Cambiar tus plantas de interior a una maceta de mayor tamaño es importante si quieres que estén en plena forma. Según van creciendo necesitan más espacio para que las raíces no estén apretujadas y puedan desarrollarse en condiciones favorables. Al traer una planta del vivero o del centro de jardinería, los expertos recomiendan esperar una semana o diez días a que se aclimate a su nuevo entorno, y después cambiarla a una maceta nueva lo suficientemente grande. En ese momento podemos aprovechar para ponerle un sustrato más nutritivo (el que traen las plantas recién compradas suele ser bastante pobre).

Macetas con plantas de interiorVER GALERÍA

Más sobre

Read more