consejos-orden-salon

Orden en casa

Cómo conseguir que tu salón esté siempre ordenado

Es el rincón del hogar donde más tiempo pasamos y, por ello, mantenerlo organizado puede resultar muy complicado. Pero si sigues estos consejos, lograrás ese espacio arreglado con el que tanto habías soñado

Todos sabemos lo difícil que resulta mantener el orden en un espacio que usamos tanto como el salón y, sobre todo, procurar que esa organización perdure en el tiempo. Sin embargo, lejos de lo que pueda parecer, conseguirlo tampoco tiene por qué ser una 'misión imposible'. Existen varias fórmulas para 'combatir' el caos que parece amenazarnos a diario, y crear, finalmente, esa estancia ideal, acogedora, agradable y cómoda en la que toda la familia encuentra su rincón. Te explicamos cómo lograr tu objetivo.

Leer: Cómo deshacerte del ruido visual

Un sitio para cada cosa

Plantear correctamente los elementos de almacenaje con los que ha de contar tu salón es fundamental para mantenerlo siempre ordenado. De nada sirve tener mucho mueble auxiliar si no puedes guardar las cosas que tienes y usas cada día. Por eso conviene planificar estas piezas en función de tus necesidades. Por ejemplo, piensa que si tienes muchos libros, lo ideal sería hacerte con una estantería, mientras que si lo que buscas es guardar una vajilla, lo ideal podría ser una vitrina o un aparador

También tomamos el consejo de la popular Marie Kondo: hay que evitar acumular objetos que ni usamos ni necesitamos. Una regla de oro para tu salón y la casa en general.

Leer: Cómo ordenar tu casa en 5 pasos con el método japonés 'dan sha ri'

Apuesta por un sistema modular

El mueble de la tele, la estantería, un armario con puertas… Los sistemas modulares te permiten organizar tu espacio según lo que necesitas. Son prácticos y muy versátiles, ya que puedes ir añadiendo elementos que encuentras disponibles en diferentes medidas. Además, es posible crear composiciones dinámicas y decorativas combinando, por ejemplo, módulos de distintas alturas.

La zona de estar, bajo control

El sofá puede convertirse fácilmente en uno de los puntos débiles en lo que al desorden se refiere. Si lo llenas de cojines y mantas es probable que ofrezca un aspecto bastante caótico. Procura recogerlo a menudo para evitar esa sensación de confusión que se extenderá como la pólvora al resto del ambiente. Una regla esencial es no tener demasiados cojines. Si tu sofá es de tres plazas, te bastará con cuatro. Y en cuanto a las mantas, con dos plaids será más que suficiente. Puedes poner una cesta grande para guardarlos y tenerlos a mano.

No llenes la librería en exceso

¿Leer es una de tus pasiones? Entonces seguro que tienes una gran estantería repleta de libros y, por tanto, la sensación de desorden está asegurada. Si quieres acabar con ella, busca otro lugar para guardar parte de tu colección y libera huecos en los estantes para que tu librería transmita ligereza. Tampoco abuses de los objetos decorativos. Está bien tener algunos, pero no demasiados.

Leer: La mejor distribución para el armario

Cajones que te salvan del caos

Por mucho que te empeñes en que tu salón esté siempre ordenado, la vida cotidiana se encargará de poner trabas a esta misión. Hay un montón de cosas pequeñas que pueden terminar rodando en cualquier rincón del espacio con demasiada facilidad, así que disponer de un cajón en el que ocultar todo esto puede salvar la situación. Eso sí, es fundamental que hagas limpieza con bastante frecuencia. De lo contrario, antes de que te des cuenta, volverá a estar lleno de cosas que nunca vas a necesitar.

Leer: Plan exprés para ser ordenado en casa este año

Un baúl decorativo para los juguetes

Si tienes niños pequeños en casa, sabes mejor que nadie que jugar en cualquier habitación -menos en su cuarto- es una tentación difícil de resistir. A ellos les gusta estar en el salón, con toda la familia y, en cuanto te descuides, lo llenarán todo con sus juguetes. Puesto que aprender a recoger les llevará un tiempo, sobre todo a los más pequeños, lo mejor para que coches, muñecos y otros artículos no estén continuamente rodando por el suelo es que les busques un lugar a su altura para guardar en este mismo espacio. Puede ser una caja acorde al estilo y los colores de tu salón, un baúl o un cajón del armario. Pónselo fácil y el orden será una realidad.

Leer: Ayuda a tus hijos a mantener en orden su habitación con estas soluciones y trucos de almacenaje

Más sobre

Read more