Decoración vintage

Así se trabaja en un estudio de transformación de muebles 'vintage'

Smökit es una firma que se centra en la recuperación de piezas y muebles de diseño contemporáneo de mediados del siglo XX

El coolhunting ha llegado también al mundo mobiliario de la mano de Smökit, un estudio de transformación de muebles que se encarga de recuperar piezas de decoración únicas de estilo vintage, además de diseñar y producir objetos a medida bajo pedido. Una fábrica donde la creación y lo artesanal van de la mano durante el proceso, que parte de la base de su gusto por lo artístico sin importar la vertiente. Todo inspira a los miembros de Smökit, desde la moda, la arquitectura y la fotografía. Cada pieza es analizada con detenimiento para realizar la restauración de la manera más fiel al origen de la misma. Este laboratorio, concienciado con el medio ambiente, considera que no es sostenible comprar un mueble cada dos años, y celebran que el consumidor esté cambiando su manera de pensar en este aspecto, siendo la respuesta más sostenible a la nueva decoración. Además, cualquiera puede hacerse con sus trabajos, ya que hay piezas asequibles a todos los bolsillos.

Cómo es el día a día en el estudio

Ninguna jornada es igual a otra en el taller, ya que depende de si están centrados en un proyecto de decoración o si acaban de recibir un cargamento de muebles. No solo de España, si no de cualquier país de Europa, donde también buscan objetos. Las tareas se realizan acorde a la necesidad de cada mueble y van desde lijar, pintar, barnizar o cortar lo necesario para hacer el cambio de la pieza, hasta incorporar elementos contemporáneos que lo modifiquen y actualicen.

Patricia Fernández, copropietaria de Smötik, desgrana cómo es su trabajo en el taller, donde cuidan con mimo cada una de las piezas, atienden en persona a sus clientes y se reúnen con el equipo de profesionales -carpintero, herrero, cristalero o marmolista- con el que pondrán en marcha las nuevas piezas. Pero, además, se ocupan de rastrear muebles y objetos decorativos de las décadas de los 50, 60 y 70, que cumplan con sus estándares de diseño y calidad. "Fotografiamos las nuevas piezas para subirlas a nuestras plataformas de venta online tanto nacionales como internacionales y preparamos los pedidos de mobiliario, gestionando su traslado con personal especializado", explica.  

Patricia Fernández, copropietaria de SmökitVER GALERÍA

Leer: Mercados 'vintage' alrededor de Europa

Especialistas en ‘coolhunting vintage’

El trato con el cliente es otro de sus puntos fuertes. La exclusividad de cada una de sus piezas va acorde con la petición y el gusto de quienes contactan con ellos, ofreciendo la posibilidad de buscar el objeto requerido con solo indicar las medidas y el estilo que interesa. Además, son especialistas en asesorar a particulares y empresas a la hora de crear ambientes en oficinas, locales o residencias. La figura del personal shopper está presente en todo momento ya que, a través de su tienda online, cualquiera puede recibir sus recomendaciones. Como afirma Patricia Fernández, son especialistas en coolhunting vintage, y cuentan con una amplia red de proveedores no solo en España, sino también en Francia, Suecia e Inglaterra: "Muchas veces las piezas nos encuentran a nosotros. Cada vez tenemos más claro lo que nuestros clientes demandan y nos enfocamos en rastrear y localizar piezas con un gran potencial de convertirse en un mueble que acompañará a su futuro dueño durante muchos años". Pero además de conocer al cliente, la intuición y conocer las tendencias es algo primordial para ellos, aunque muchas veces "nos dejamos llevar por el amor por las cosas bien hechas y de gran calidad sin que nos importe mucho más", explica la responsable de Smökit.

Leer: Ideas de decoración para dar un toque 'vintage' a la cocina

Cómo se realiza la restauración

Darle una nueva vida a un mueble o a un objeto es un trabajo que requiere de paciencia y minuciosidad y es así cómo lo hacen en este singular taller de restauración. "Si el mueble es de madera maciza y de gran calidad reparamos posibles golpes que haya recibido durante el paso de los años, limpieza de la misma, lijado, tintado, barnizado o encerado, dependiendo de lo que consideremos necesario, siempre intentando ser fieles al origen de la misma", comenta Fernández que argumenta cómo el trabajo que realizan no está cuantificado ya que "una cómoda o aparador puede requerir hasta 30 horas de restauración, pero en ocasiones realizamos ese esfuerzo ya que la satisfacción que recibimos al recuperar un mueble que se lo merece es tan inmensa que nos compensa".

Mesa con objetos vintage restauradosVER GALERÍA

Por qué tener una pieza 'vintage' en casa

Desde Smökit el argumento es sencillo. Según ellos una pieza vintage bien escogida e integrada en una decoración aporta solidez, calidez y mucha personalidad. La clave está en conseguir un equilibrio armónico en la composición, ya que se pueden incorporar este tipo de muebles y objetos en un interiorismo sin perder la estética moderna y actual. De hecho, los muebles que podemos encontrar tanto en su almacén como a través de su tienda online, se caracterizan por ser actuales, vanguardistas y con un diseño que encaja a la perfección en un hogar de hoy en día.

Leer: Imprescindibles para integrar el estilo 'vintage' en la habitación infantil

Más sobre

Read more