Meghan Markle contrata a la diseñadora del club Soho House para decorar su nuevo hogar en Windsor

La interiorista encargada de decorar la nueva casa de los Duques de Sussex, Vicky Charles, ha trabajado para otros famosos amigos de la pareja como los Clooney o los Beckham

La diseñadora de interiores del grupo Soho House, Vicky Charles, ha sido contratada para recrear uno de los clubes privados más elegantes y vanguardistas de Londres en, Frogmore Cottage, la nueva casa de los Duques de Sussex en la finca del Castillo de Windsor. La renovación ya ha comenzado y el objetivo fundamental es dar un estilo más moderno al que será el hogar de la pareja antes de que se muden durante este año y llegue su primer hijo.

Según confirma el diario británico The Sun, Meghan quiere que su hogar tenga el estilo decorativo de los exclusivos clubes de Londres, más en concreto como el Soho House Londres y el Soho Farmhouse en Oxfordshire, donde disfrutó de muchas citas íntimas con el Príncipe Harry en las primeras etapas de su relación y celebró, ni más ni menos que su despedida de soltera. Además, Vicly Charles, que en 2016 abandonó el grupo Soho House para iniciarse en solitario con su estudio Cherles & Co., ya ha trabajado en las residencias de algunos de los amigos de la pareja, como George y Amal Clooney, y los Beckham.

Los lujosos clubes de Soho House se inspiran en el diseño de los años 20 y 30, y sus sofás de terciopelo, las lámparas que cuelgan del techo y los revestimientos de ladrillo visto o madera, son la mejor combinación del estilo tradicional de las casas de campo británicas y un glamour relajado y moderno. Afortunadamente para Meghan, no será complicado recrear la decoración de la casa, ya que cuenta con la colección de artículos para el hogar del grupo, Soho Home, que Vicky ayudó a desarrollar.

Por otro lado, el periódico Daily Mail asegura que, para hacer más acogedor el palacio los constructores de la pareja planean agregar chimeneas, escaleras y una tarima flotante, pero mantendrán el suelo y contraventanas originales. Y, teniendo en cuenta que la casa se encuentra a tan solo 200 metros del camino de acceso público, también requerirán mejoras para garantizar la privacidad y seguridad de los Duques de Sussex.

Más sobre