DECORACIÓN PRÁCTICA

Hoy comemos en la cocina: cómo montar un 'office' con estilo

Ideas para crear un comedor que, además de ser práctico y cómodo, posea una decoración a la altura del resto de la casa. Nuestra cocina es apta para invitados.

Comer en la cocina no es algo nuevo, sino que más bien nos lleva a épocas pasadas. Este hecho, además de cómodo y evitarnos desplazamientos, es una postura ante la vida: la sencillez. Si la cocina, como corazón de la casa, late, la vivienda entera vive. Por eso, la decoración ha de ser cuidada y dar respuesta a las necesidades y espíritu de cada miembro de la familia. Esto permite combinar piezas de estilos sin miedo y hacer de la mezcla una seña de identidad.

Lee: "Mi cocina parece la de un chef"

Los ‘tips’ del cocinero

A la hora de diseñar esta zona, hay que tener en cuenta “la situación del office respecto a la luz natural, la organización de los cajones (mantelerías, cuberterías…) y la posibilidad de incluir un frigorífico de apoyo, bajo la encimera”, puntualizan desde Deulonder. Y muchas veces, no es cuestión de metros sino de saber aprovechar el espacio disponible con soluciones ingeniosas, elementos ‘invisibles’ y piezas esenciales.

cocina-1VER GALERÍA

Un clásico: mesa y sillas en el centro o en una esquina

Una mesa con varias sillas (el número depende de los metros) es un recurso muy práctico. Si se trata de una estancia amplia y de planta cuadrada, lo más usual es situarlas en el centro, mientras que en las de planta rectangular, lo idóneo es hacerlo en una esquina y sustituir, en muchas ocasiones, las sillas por un banco corrido.

En función del efecto que se quiera lograr, se puede optar por un mobiliario que armonice con el resto de muebles, de manera que cocina y office queden perfectamente integrados, formando un único espacio. Aunque también se pueden independizar visualmente, para lo cual la mesa y las sillas deben tener su propia estética, que destaque del resto del espacio.

Lee: Cocinas con vida propia, ¡descúbrelas!

cocina-5VER GALERÍA

Comer en la barra

Una solución perfecta en cocinas de pocos metros, pero también en las de mayores dimensiones, que ofrece una superficie extra de apoyo. En un rincón o bajo la ventana, puede ser para dos o multiplicarse para varios comensales en tumultuosos desayunos antes de ir al colegio. Sillas o taburetes, lo ideal es que puedan guardarse debajo de la barra.

Hacer crecer la península es también otra opción muy usual, ya que simplemente se trata de dedicar uno de los laterales a este fin. Así, no recargas la estancia con más elementos. También puedes dejar hueca la parte inferior de una de las superficies de trabajo y usarla como 'office', simplemente colocando unos taburetes altos.

Y si te sobra el espacio… ¿Por qué conformarte con una sola zona? Instala un doble 'office' con una parte más informal, dedicada a desayunos y tentempiés, y otra para las comidas, de diario o no.

Lee: Cocinas con espíritu libre

cocina-7VER GALERÍA

El nuevo comedor de la casa

Las reglas del juego están cambiando. Si antes el 'office' era el comedor de diario, con el cambio en la mentalidad y la importancia que ha adquirido la cocina en las viviendas actuales, no sólo está reservado para comidas informales, desayunos rápidos o cenas para dos; ahora adquiere categoría de comedor, a secas, haciendo en muchas ocasiones las funciones de principal, con ínfulas no sólo de parecerlo sino también de serlo.

cocina-10VER GALERÍA

Para ello, eso sí, hay que apostar por el lujo y el glamour y crear un espacio sofisticado, que huye del típico mobiliario de cocina para introducir piezas, telas y alfombras, más propios de otras zonas de la casa, donde se deja de lado, en parte, requisitos como lavables o de fácil limpieza, y prima la estética y el estilo.

Más sobre

Read more