Inspiración deco

Cómo dar un toque rústico a tu casa

Cálido y acogedor, posee el encanto de lo natural y el ‘sabor’ de la cosas hechas con paciencia. A nosotros nos encanta ¿Y a ti? Déjate seducir por la deco más campestre

La naturaleza se convierte en la fuente de inspiración de un estilo que aporta calidez a los espacios y que encuentra en lo imperfecto, ese toque especial que le hace único. No tratamos de decorar una casa de campo sino de incorporar el espíritu campestre y bucólico, esa sensación que tiene caminar por el campo, en la decoración de una vivienda (urbana o no). Estas son las claves para conseguirlo.

Una habitación con vistas

En una casa de campo, el jardín es una continuación del interior. Se trata del espacio donde montamos un comedor de verano, hacemos una barbacoa con los amigos o desconectamos del estrés diario. Por este motivo, para imprimir un toque rústico a nuestras estancias, debemos integrar el exterior y hacer que forme parte de él.

estilo-rustico-1VER GALERÍA

Apuesta por los grandes ventanales, no tapes la calle con muebles altos, recurre a cortinas ligeras que permitan el paso de la luz o prescinde directamente de ellas para ofrecer una habitación con vistas. No pongas límites, los paisajes infinitos no los tienen. Y si tus vistas son poco (o nada) bucólicas, los cuadros y las fotografías con paisajes inspiradores son un buen sucedáneo, ya que te ayudarán a recrear esa atmósfera sin necesidad de correr las cortinas.

El valor de lo natural

Los muebles y accesorios de materiales naturales son capaces de transformar una casa en un hogar, llenándolo de calidez y tranquilidad. Así de sencillo. Desde la madera o las fibras naturales, como el ratán, hasta tejidos como el algodón o el lino en tapicerías, cortinas y complementos, constituyen buenos acompañantes en un ‘paseo’ por el campo.

estilo-rustico-4VER GALERÍA

En este universo natural, las piezas artesanales aportan un valor especial (muchas veces sentimental) a las estancias. No dudes en incluir alguna de ellas. Un consejo: al tratarse de un estilo sencillo, procura no recargarlo.

Como no podía ser de otro modo, la gama cromática está muy vinculada a la naturaleza a través de tonalidades tierra, verdes inspirados en los árboles y el paisaje o tonalidades cálidas, como amarillos o alberos.

Paredes y suelos también forman parte de este estilo. La piedra, la madera, la cerámica o, incluso, el cemento, por su sencillez, son capaces de ‘abrigar’ el interiorismo de nuestras estancias.

Detalles inspiradores

Son imprescindibles en cualquier decoración, ya que ayudan a redondear un look, poniendo, además, la nota más personal. En este estilo, además, resultan verdaderamente evocadores.

estilo-rustico-8VER GALERÍA

Un auxiliar de bambú, un cesto de mimbre para mantener el orden en el baño o el salón, una mesita de madera con vetas… Son esas pequeñas cosas que te ayudarán a recrearlo, sirviéndote de inspiración.

Sin olvidar las flores, por supuesto. Hay pocos elementos que nos conecten tanto con la naturaleza como un ramo de flores en la chimenea, un centro de mesa sobre la mesa de comedor, una planta en un rincón de una estancia o un frutero colocado sobre la encimera de la cocina. Se trata de aliados muy valiosos para recrear este look, ya que no sólo decoran sino que sus fragancias son capaces de despertar todos nuestros sentidos.

Toque 'vintage': la belleza de lo imperfecto

El nuevo rústico posee un espíritu imperfecto, pero que encierra en sus fallos y en el paso del tiempo, una gran belleza. Por eso, un gran acierto es incluir un toque vintage al interiorismo con piezas de madera envejecida, muebles decapados o de hierro oxidado, por ejemplo. Esos elementos con vida propia, que son capaces de destapar la vena romántica y encantadora, que llena de calidez los ambientes.

estilo-rustico-13VER GALERÍA

Recuerda que para dar un toque rústico a tu casa no debes transformar tu vivienda en una casa de campo sino dar pinceladas a la decoración que tienes y lograr que convivan piezas de distintos estilos en armonía.

Más sobre

Read more