Ideas decoración

Pon luz al dormitorio e ilumina tus sueños

Te contamos cómo lograr una iluminación que invite al descanso y sea capaz de adaptarse a las distintas zonas del espacio. ¡Ilumínate!

La iluminación es un factor determinante a la hora de planificar un espacio, ya que nos ayuda a potenciar los metros y las dimensiones del espacio, permitiéndonos crear atmósferas determinadas, llenas de personalidad. Pero además, e igual de importante, debe será algo que nos haga sentir cómodos y que favorezca el descanso. Se busca confort, relax y tranquilidad: “Elementos como la calidez y la intensidad de las luminarias son fundamentales para conseguir un entorno confortable y acogedor”, indican desde Vibia.

Sin olvidar en este proceso el consumo de energía. Así, la tecnología Led resulta una buena alternativa, ya que ofrece diferentes consumos, temperaturas de color y difusores.

Combina e… ¡Iluminarás adecuadamente!

Un proyecto lumínico adecuado es fundamental para lograr un buen diseño de las estancias, pero también para lograr un mayor bienestar personal. Lo ideal es combinar una luz general y funcional con una luz ambiental difusa. “Nuestra propuesta para el dormitorio se adapta a todo tipo de proyectos, combinando apliques murales de luz indirecta, luminarias de pie o sobremesa, colgantes y plafones de techo”, explican desde Vibia.

Coloca varios puntos de luz, según las necesidades. Bien de lectura, bien decorativas. Reparte luces puntuales por el espacio, las de pie son una buena opción, ya que aportan un toque diferente y te permiten ir poniendo ‘el acento’, según lo necesites, creando, así, atmósferas a tu medida.

luz-dormitorio-1VER GALERÍA

Cada zona, un tipo de iluminación

El dormitorio está dividido en distintas zonas (camas, escritorio y lectura) y cada una de ellas requiere una iluminación distinta. Para el cabecero lo ideal es elegir luces puntuales. Deben ser suficientemente potentes para iluminar la habitación cuando son las únicas que están encendidas. Para las mesillas, siempre que no vayas a leer, opta por lámparas de sobremesa, con pantallas cálidas. Mientras que si tienes la costumbre de leer en la cama, precisas una luz puntual potente, que te enfoque adecuadamente el libro. Los flexos o los apliques empotrados en la pared son dos buenas opciones. Para la zona de trabajo o escritorio sitúa una luz puntual que potencie la concentración y evite que la vista se canse.

luz-dormitorios-3VER GALERÍA

Los vestidores también necesitan luz

El armario o el vestidor tiene que estar bien iluminado mediante una iluminación intensa y uniforme. “Lo ideal es una iluminación cenital, con focos de LED empotrados en el techo. Un complemento perfecto para estas luces son las que se instalan en el interior de los armarios y que se accionan cuando abrimos la puerta”, señalan desde Oliva Iluminación.

Lo más práctico es instalar un foco para cada cuerpo de armario y accionarlos todos con el mismo interruptor. Procura que estén al menos a 30 cm del armario, para que no te hagan sombra.

En el caso de los vestidores pequeños, una lámpara de techo potente será suficiente.

luz-dormitorios-8VER GALERÍA

La decoración, un aliado para la luz

No está sola. Lámparas y apliques necesitan de la decoración para crear atmósferas especiales y sacar todo el partido al espacio. “Lo ideal es introducir una iluminación cálida y aprovechar los elementos de decoración, como el color de las paredes o del textil. Lo más importante es el descanso y todo está supeditado a él. Si la habitación no es demasiado grande, los espejos multiplicarán por dos cada lámpara y la estancia crecerá”, recomiendan desde Oliva Iluminación.

luz-dormitorios-9VER GALERÍA

Más sobre

Read more