¿Quién ha dicho que el confort y la funcionalidad están reñidos con el diseño de vanguardia?

No te pierdas el trabajo que la interiorista y diseñadora Florencia Gómez de la Fuente ha llevado a cabo en esta espectacular vivienda situada en el municipio valenciano de Bétera

En uno de nuestros últimos artículos nos referíamos a la necesidad de bajar de vez en cuando a la ‘cruda’ realidad de las casas ‘de verdad’. Y huir de esas maravillosas viviendas con que nos encontramos a veces en revistas y webs de decoración. Bien, pues hoy vamos a volver a volar de la mano de una espectacular casa decorada por Florencia Gómez de la Fuente, interiorista de F-indesign.


Se trata de una amplia casa de diseño vanguardista, que la decoradora ha conseguido que adquiera además los calificativos de acogedora y funcional. Una labor no siempre sencilla de llevar a cabo. Ubicada en una urbanización en la provincia de Valencia y rodeada de un entorno natural, la reforma ha tenido como reto conseguir más metros habitables.


Para acometer este trabajo se eliminó la tabiquería existente, y se planteó una nueva distribución teniendo en cuenta las prioridades de los propietarios. Pero sin despistar en ningún momento la belleza el exterior de la vivienda. La fachada principal se revistió en un porcelánico rectificado en tonos neutros. El interior de la cubierta se reviste con paneles de un composite hidrófugo que imita madera. Esa combinación dota de calidez y armonía.


Pero lo mejor viene al acceder a la vivienda. Desde el principal acceso se visualiza la doble altura de la vivienda. En la planta baja se eliminó un tabique que dividía el salón con la cocina para conseguir un único espacio abierto. Se convierte así en la zona principal de la casa.
También desde el principal acceso se vislumbra el voladizo de la planta superior, con barandilla acristalada. A esa zona se accede gracias a la escalera forrada en madera natural, que contrasta con el blanco del resto del espacio.


La cocina se caracteriza por un gran modulo central a modo de isla que funciona como área de trabajo, pero también de almacenaje. Además, hace las labores de barra para desayunos o cenas informales y rápidas. La gran campana forrada en madera lacada blanca se visualiza a modo de volumen suspendido, pero se camufla en el entorno para no interferir con las vistas. La zona de aguas —dos fregaderos integrados— se ubica en la encimera, de Corian.


El gran salón-comedor, como todos los espacios interiores, se han ligado a la panorámica de la casa. Y lo han hecho gracias a unas grandes cristaleras, en las que se colocaron unos grandes estores de screen y block out. Una curiosidad: Todo ese espacio se delimita mediante un gran marco de acero inoxidable del ancho de los pilares y enmarca el entorno puro minimalista dando amplitud visual y se hace dinámico al reflejar diferentes situaciones y luces.


Ya en la planta superior, una zona de descanso y lectura que da acceso a las habitaciones. Por ejemplo, a uno de los dormitorios infantiles, que se consiguió ampliando la línea de fachada. Y que gana personalidad con el color rojo empleado para distinguir el armario integrado. Este ropero cuenta con un sistema de abertura particular que emplea unas guías que extraen la puerta para luego deslizarla de forma corredera.
La puerta de acceso al baño en suite es del mismo color, así como la pared que define el mueble de lavabo. La encimera y la pila son de Corian y brindan una gran pureza al mueble de madera lacada que se ha integrado la percha para la toalla de mano y en el lateral un hueco para almacenar toallas y otros accesorios.


En la suite principal hay una zona de sala de estar y otra de dormir, divididas por un mueble giratorio diseñado para colocar la televisión. Los dos grandes ventanales, llenan al ambiente con unas estupendas vistas a un campo de golf cercano. Al vestidor —abierto a modo de tienda— se accede a través del dormitorio principal. Al igual que al baño en suite, que destaca por estar dominado por el blanco.

Más información:
www.f-indesign.es 

Más sobre

Read more