¡Mira qué bonitos lavabos sobre encimera!

Si tienes suficiente espacio en tu cuarto de baño y quieres que resulte muy decorativo, este tipo de lavamanos son una buena opción. Te damos las claves para elegirlos

Hablar de lo que se lleva o no se lleva en lavabos puede resultar un tanto superfluo. Sobre todo porque hay tanta variedad de modelos y estilos. Tanta variedad de tamaños y colores que casi puede decirse que en lavabos, se lleva casi todo. Y casi todo queda bien. El estilo y modelo a elegir dependerá del espacio con que cuentes, el espacio de almacenaje que necesites y, por supuesto, lo que te guste.


Una vez dejado esto claro vamos a contradecirnos a nosotros mismos y vamos a decirte que los lavabos sobre encimera son tendencia. Vale que si uno tiene un cuarto de baño justo de espacio suele hacerse con un mueble completo. Y que si el presupuesto va ajustado se deja el de pedestal que venía en la obra y que sale más económico.
Pero cuando hay suficiente espacio para recurrir a otros sistemas de almacenaje y se puede uno permitir un capricho, es cada vez más habitual colocar uno de esos lavabos que se plantan directamente sobre la encimera. El resultado suele ser muy moderno, casi sofisticado. Aunque depende de la pieza que se coloque debajo.


Lo que sí es cierto es que esta solución da mucho más protagonismo al lavabo. Al ir elevado —aunque solo sea unos milímetros— sobre la encimera, su carga decorativa es mucho mayor que los que van encastrados en un mueble, una balda o una encimera. Por eso es tan importante escoger uno que se salga de lo normal y, eso sí, con los acabados perfectos. No te preocupes porque existe una gran variedad.


En el mercado los puedes encontrar de mármol de carrara, de vidrio, de bronce, de piedra, de cerámica o porcelana. Pero además los tienes muy voluminosos o tremendamente ligeros. Y de todas las formas imaginables: redondos, ovalados, cuadrados, rectangulares... Y de diversos colores, lisos o con dibujos.
De hecho, una de las ventajas de este tipo de piezas es su versatilidad pues permite utilizar todo tipo de muebles, desde piezas antiguas o recuperadas, a otros poco convencionales o rabiosamente modernos. En cuanto a las encimeras, pueden ser de cualquier material.


Si quieres aportar calidez al espacio, apuesta por la madera. En caso de que quieras darle un aspecto más moderno y contemporáneo, puedes elegir el cristal. Si es de mucho uso, los materiales sintéticos son perfectos. Quien busque un look más sofisticado, el granito o mármol —más aún si es de Carrara—. El hormigón o el acero inoxidable son un acierto si te apetece un cuarto de baño de estilo industrial. Y si buscas una coordinación perfecta, puedes colocar una encimera realizada con los mismos azulejos que revisten las paredes.


Otra ventaja de esta opción es que puedes aprovechar el espacio hasta el doble. Nos referimos sobre todo a que tengas un amplio cuarto de baño que suele emplear más de una persona al mismo tiempo. En tal caso la solución perfecta es colocar dos lavamanos sobre una misma encimera. Ten en cuenta que aunque sean dos, como la balda va volada, el resultado es sorprendentemente ligero. Para terminar una última ventaja: la instalación es muy sencilla.


 

Más sobre

Read more