Anímate a montar un comedor en tu jardín o terraza

Si tienes un rinconcito resguardado de las corrientes y del sol, no lo dudes y hazte con un conjunto para comer y cenar en el exterior. Es uno de los mayores placeres del verano

Parece que este año le está costando al verano entrar con fuerza. Ha hecho su entrada, sí, pero más bien floja, así como quien no quiere la cosa. Es decir, con lluvia en numerosos puntos de España y sin demasiado calor. A pesar de eso —o tal vez precisamente por ese motivo—los jardines se disfrutan a tope en esta época. Porque no hay mejor sitio para cenar o comer en verano que el exterior de las casas.
Así que si estás pensando en montar un comedor en la terraza, el porche o el jardín, te animamos a ello. Eso sí, no vale con colocar una mesa y unas sillas en cualquier rincón de la casa. Has de tener en cuenta algunas variantes importantes. Por ejemplo, buscar un lugar apropiado para situarlo.


Ha de ser un rincón protegido de las corrientes, que tenga sombra para poder aprovecharlo también durante el día. Y que permita evitar el deterioro de los muebles por la luz directa del sol. Si no cuentas con ninguna zona así, puedes conseguirla con un porche, una sombrilla grande, un toldo, una carpa…
Según sea el tamaño de que dispongas podrás comprar un tipo de muebles u otro, más o menos grande. Para decidirte por el tamaño —sobre todo de la mesa— también has de tener en cuenta cuánta gente va a emplear esa zona diariamente. En ese sentido es una buena idea buscar una mesa extensible. Para el núcleo familiar de diario y más invitados en ocasiones especiales.
Puedes hacer algo parecido con las sillas. De modo que compres a juego con la mesa las necesarias para todos los días —4 ó 6, según cuántos seáis— y adquirir otro tanto o más, pero en piezas plegables que apenas abultan si no las estás empleando. Puede parecer una obviedad, pero a menudo no pensamos en estas soluciones tan prácticas.


Respecto al estilo de muebles que vas a comprar, lo más adecuado es que sigas el mismo que has empleado en el interior de la vivienda. Más aún si la zona en cuestión se sitúa a continuación del salón o comedor de la vivienda. De ese modo, le darás continuidad e, incluso en invierno dotarás a tu casa de mayor sensación de amplitud.
Respecto al material, lo mejor es que te dejes aconsejar por los expertos de la tienda a la que acudas, según la climatología de la región donde vayas a colocarlos. Pero hay varias opciones. La teca es una de ellas. Es una de las maderas más resistentes que existen. Si optas por el bambú y otras fibras naturales, tendrás que cuidarlo bastante, pero la estética es inmejorable.
Además cuentas con aluminio que deberás cuidar con agua y jabón además de abrillantar de vez en cuando con cera. Y con materiales sintéticos que son perfectos para el agua, pero que resisten peor los rayos directos del sol. La estrella de los materiales de exterior es la resina trenzada, porque resiste muy bien la intemperie.

En cualquier caso cuentas con montones de opciones. En Leroy Merlin, por ejemplo, tienes el conjunto Robinia, que se compone de mesa —la tienes en rectangular y en redonda— extensible y sillas plegables y con brazos. La misma superficie ofrece el set Olivia. Las sillas están realizadas en aluminio blanco y textileno. Mientras que la mesa —también extensible— cuenta con sobre de vidrio templado.
La opción de la firma de plásticos Curver para este verano se llama Montana y está realizada en resina trenzada al estilo ratán, un material muy resistente y sostenible. Cuenta con una capa  protectora en UV para resguardarlo de los rayos ultravioletas y es fácil de montar, limpiar, apilar y almacenar.
Sia Home Fashion te propone el conjunto Pérgola, que se compone de una mesa de comedor y sillas con brazo de polietileno y vidrio templado. El resultado es elegante y muy cómodo.

Más información:
www.curver.es/boca-waterfront
www.leroymerlin.es
www.sia-homefashion.es

 

Más sobre

Read more