SE LLEVA...

El bambú, el material del verano

Sostenible, resistente y muy estético, puedes encontrar preciosos muebles de bambú, hamacas, accesorios o estores

Por mucho que hablemos de ello, no nos cansamos de repetir que esto del verano tiene que tener su ‘intríngulis’ decorativo. Y uno de los elementos clave para conseguir una casa —o una terraza o un porche— cien por cien preparado para el verano es el material del mobiliario.

En ese sentido tenemos que rendirnos ante el bambú. Uno de los materiales más estéticos, versátiles y prácticos empleados durante los meses de estío. Y encima es de los más sostenibles. Lo es porque es una herbácea, lo que significa que cada año brota de nuevo, incluso si se tala. Es decir, que es un recurso inagotable que se regenera continuamente. Y que además se cultiva en diversos lugares del planeta.

Vamos, que es la planta leñosa que menos tiempo tarda en crecer en el planeta, convirtiéndose en el sustituto perfecto de la madera, viable desde el punto de vista económico, ambiental y social. ¿Se puede pedir más? Pues sí. Sus características como material para fabricar y construir….


Porque uno puede dudar del tipo de muebles que salen de un ‘hierbajo’. Pues bien, deja tus dudas de lado porque el bambú es tan resistente como el metal. De hecho, su resistencia y dureza es comparable —algunos dicen que mayor— a la del roble o el iroko; y con ella se fabrican suelos, puertas, y, desde luego, muebles. Tanto es así que es una de las ‘maderas’ más utilizadas para exterior, que se les presupone mayor resistencia a las inclemencias del tiempo.

Y por si estas dos ventajas fueran pocas, el bambú cuenta con una tercera que es fundamental cuando nos referimos a decoración: la estética. Y es que el bambú se puede encontrar en diferentes acabados que combinarán a la perfección con distintos estilos, según nos convenga.

Por ejemplo, el acabado vertical natural es claro, similar al pino. Mientras que el vertical tostado es más oscuro, similar al color caoba. Más adecuado para espacios más sofisticados, más amplios. Del mismo modo, se puede conseguir en acabado horizontal natural y tostado, algo más exótico.


Con todas estas características claras, es fácil decidirse por piezas de bambú pero para qué zonas de la casa. Pues desde luego, para el salón de la casa de veraneo. Sobre todo si está en la playa. Pero también para exterior en costa y en montaña. Y no te preocupes si es para zonas de mucho uso. Recuerda que es muy resistente.

Comprueba qué decorativos resultan los salones de bambú en la web de Bambú Marbella, tienda especializada en mobiliario de este tipo de material. Cuentan con diversos modelos en claro y en oscuro. Como el Tao o el Tsu. Otra opción es ‘lanzarte’ a la siesta sobre bambú. Elige para ello una buena hamaca. A nosotros nos parece que el modelo Robinson de Maisons du monde es perfecto.


Pero también puedes apostar por darle a tu casa un toque de bambú y de verano sólo con unos accesorios. Las cestas de House Doctor —a la venta en Estilo Nórdico— son perfectas para colocar en  la entrada de la casa de veraneo con las llaves y el correo en su interior. Claro que también puedes hacerte con una de sus faroles realizados en ese material.

Y si lo que quieres es que el bambú te ayude a preservar tu intimidad y de paso te proteja del sol, tienes dos opciones. Por un lado y si tienes jardín, cercarlo con una valla de ese material (en Akí las tienen y las venden por metros). O colocar un estor de bambú en los dormitorios. El resultado es muy fresco, ligero y decorativo. Los venden en Laura Ashley. 

Más información:

www.bambumarbella.com

www.maisonsdumonde.com

www.estilonordico.com

www.aki.es

www.tienda.lauraashley.es

Más sobre

Read more