Trucos para aprovechar rincones olvidados

Te damos una serie de consejos y te mostramos algunos muebles para que aproveches hasta el último rincón de tu casa

Uno de los problemas más frecuentes en las viviendas de este siglo XXI en el que estamos inmersos tiene que ver con la falta de espacio. Falta de espacio también atribuible a la facilidad con que acumulamos bienes de consumo. Vamos, que nunca tenemos suficiente espacio para guardar todo lo que tenemos en casa. Siempre nos faltan espacios de almacenaje. Porque cuanto más tenemos, más cosas nos empeñamos en guardar… ¿o no?
El caso es que uno de los trucos más habituales y más recomendables tiene que ver con aprovechar esos rincones que solemos dar por perdidos, que hay en todas las casas —en unas más que en otras, desde luego— y para las que hay ideas muy prácticas y muebles muy funcionales.


Son piezas especialmente diseñadas y fabricadas para aprovechar lugares de almacenaje con los que no solemos contar. Por ejemplo, los cubrerradiadores. No sólo embellecen esa parte tan poco estética de la casa que son los radiadores, sino que además se convierten en un práctico estante en el que colocar, por ejemplo, unos libros.
Esto es aún más factible si se cuenta con uno hecho a medida y con una pequeña librería al lado. Es una solución perfecta para colocar en el pasillo, por ejemplo, una zona que parece que no se suele amueblar para no interrumpir el paso, tanto real como visual. Pero como este tipo de mueble es bajo, aporta espacio de almacenaje de manera sencilla.


Las buhardillas son otro lugar
especialmente indicado para aprovechar. Lo mejor es hacerse un mueble a medida —es caro pero muy efectivo— con la silueta que se requiere. Lo mismo sucede con los espacios que quedan bajo las escaleras.
Aunque en este caso también se puede optar —mucho más económico— por cajas o cestas en los que colocar libros y revistas, ropa de cama o incluso algo de menaje. También se puede colocar uno de esos muebles con forma de escalera tan monos y ligeros en los que los estantes van en desnivel.


Y terminamos con los muebles aprovechaespacio por antonomasia: los esquineros. A poco que investigues los encontrarás de todos los estilos, colores y tipos de madera. Aunque los más habituales son de puertas, también los hay con cajones. En todos los casos, la idea de ponerle encima un jarrón con unas flores, una vela perfumada o un par de marcos de fotos es perfecta.
Para las opciones de muebles a medida —para la buhardilla o los radiadores—, en Formas tienen montones de opciones. Su forma de trabajar es sencilla, escoges el modelo, madera, color… y ellos lo adaptan a la medida que tú necesitas.
Muebles en escalera tienes en DeMarques, por ejemplo. Donde también cuentas con rinconeras. Si te va un estilo más moderno, echa un ojo al nuevo catálogo de Ikea. Nos encanta su armario de esquina de abedul y haya maciza con acabado pintado. Es un diseño del japonés Keiji Ashizawa.

Más información:
www.formas.es
www.demarques.es
www.ikea.com

Más sobre

Read more