Manteles antimanchas: originales y muy prácticos

Olvídate de los clásicos hules de toda la vida, esos que ponía tu madre o tu abuela. Los nuevos manteles antimanchas son realmente originales, divertidos y muy elegantes

Vale que esta semana no es tan primaveral como la pasada. Y que va a volver el frío —las previsiones anuncian incluso nieve para esta semana—. Pero lo cierto es que la —para muchos— estación más bonita del año por fin ha llegado y el cuerpo pide aire fresco, picnics, paseos por el campo y comidas en el jardín.
Para ello vas a necesitar un complemento que hasta hace bien poco era lo menos decorativo que había en la casa: manteles plastificados o antimanchas. Vamos, lo que toda la vida se ha llamado 'hule' y que tanto recuerda a la decoración de hace unas décadas.

Los manteles antimanchas de La llave Hueca son muy elegantes.


Por suerte, la estética y el buen gusto se ha ido apoderando, poco a poco, de cada rincón de la casa. También de las mesas de cocina y los comedores de diario. Y lo ha hecho con unos nuevos manteles antimanchas llenos de encanto y sentido del humor que van que ni pintados para reuniones informales en el jardín o la terraza.
La máxima expresión de la delicadeza y en buen gusto en los manteles de diario son los que propone La llave Hueca. Porque se alejan —y mucho— de la idea de mantel plastificado de siempre. Su aspecto es el de un refinado mantel de tela, pero sin dejar que las manchas lo ensucien.
Esto se consigue fabricando cada mantel con textiles con algodón y lino y tratándolos luego con capas de teflón. El resultado no puede ser más funcional, porque se limpian con un paño húmedo y jabón. Aunque también pueden ir a la lavadora. La firma La llave Hueca, además, puede hacerlos a medida para adaptarlos a una mesa poco común. ¿Los estampados? tonos rosas, lavandas y colores estilo living country.

Los modelos de OleHule resultan muy divertidos y originales.


Lo que hacen los de OleHule tiene más que ver con el sentido del humor y las ganas de modernizar lo de siempre con estampados contemporáneos. Lo que hacen responde a esta filosofía: “Creemos en la necesidad de recuperar algunas tradiciones y que eso no tiene por qué ser incompatible con la creatividad. Buscando siempre el ‘buenrollismo’ que debe imperar en una mesa, hemos diseñado dos modelos disponibles en rojo y negro”. Son palabras de sus responsables, Albert, Driss y Quim.
Con estos manteles realizados en PVC con base en polipropileno y serigrafía en blanco, consiguen que la mesa quede protegida de rayaduras y manchas. Y tratan de demostrar que “un hule es mucho más que un trozo de plástico feo que cubre la mesa”.
El interés de estos chicos tan creativos va más allá de vestir mesas de manera funcional y divertida. Y por eso cada una de sus piezas va acompañada de una lámina con idéntico diseño. En concreto, cuentan con cuatro modelos. Dos de ellos están habitados por ovnis, peces, buzos, gatos, robots. Otros dos, responden al siguiente lettering diseñado por OleHule: “Aquí falta sal y sobra vida”. Toda una declaración de intenciones…

VER GALERÍA
Los de Mantel de Hule cuentan con montones de modelos para todos los gustos.


Mantel de Hule responde a una idea similar. Lo que ofrecen en su web son mantelerías fabricadas en PVC. Su peculiaridad viene dada de que están lacadas con soporte de polipropileno, con lo que se consigue la singular sensación de estar sentado delante de un cristal.
En cuanto a los diseños, apuestan por temas muy variados, que van de las clásicas rayas y cuadros a los más originales estampados con imágenes de chuches, deliciosos platos de pasta o tazas de café. Sus modelos están disponibles en forma rectangular, cuadrada y redonda.

Más información:
www.lallavehueca.com
http://www.olehule.com
www.manteldehule.com

Más sobre

Read more