Infiniski: viviendas modulares de lujo

El objetivo de esta empresa es construir casas más accesibles y sostenibles.

Desde estas páginas nos gusta impulsar y apoyar las iniciativas arquitectónicas que tienen como objetivo o como función promover las construcciones sostenibles. Mejor aún si están realizadas con materiales reciclados y/o reciclables; si buscan la autosuficiencia energética y si, además, son estéticamente brillantes.
La mayoría de las veces, este tipo de vivienda ha sido puesta en marcha por profesionales de distintas disciplinas que creen que otra forma de construir es posible. Como los encargados de la primera urbanización bioclimática del mundo, ubicada en Tenerife; los responsables de Noem; o los responsables de Rusticae que pusieron en marcha la primera suite viajera y sostenible.


Basado en un sistema constructivo modular en fábrica, esta joven empresa desarrolla proyectos de edificación sostenible: materiales verdes, gestión de recursos... (PULSA SOBRE LA IMAGEN PARA ACCEDER A LA GALERÍA DE IMÁGENES)

 

En esta ocasión le toca el turno a una joven compañía denominada Infiniski, compuesta por una chilena, una francesa, un español y un colombiano. Con interesantes proyectos que son ya una realidad en España y Chile, su finalidad es conseguir vivienda que además de sostenible, sea económicamente accesible.
El alto precio de la vivienda, la escasez de una oferta variada, la falta de flexibilidad de las viviendas, el alto consumo energético, y el alto impacto ambiental de la construcción han movido a este grupo a buscar otras posibilidades para “crear espacios de vida donde se puede experimentar la noción de lujo pero de manera accesible y sostenible”.
Infiniski construye sus módulos a base de materiales verdes y/o reciclados, reutilizados y no contaminantes hasta en un 80%: acero reciclado, maderas nobles recuperadas, estructura a base de contenedores marítimos reutilizados, aislante de celulosa reciclada de papel de diario o lana de oveja… E incorpora tecnología de energías renovables y alternativas si el presupuesto lo permite.


La estructura de esta vivienda unifamiliar situada en El Tiemblo consta de cuatro contenedores marítimos reutilizados. Como en otrops proyectos de la firma, la arquitectura ha tratado de adaptarse al entorno natural de la parcela. (PULSA SOBRE LA IMAGEN PARA ACCEDER A LA GALERÍA DE FOTOS)

 

Y lo hace con un importante ahorro de dinero. Ellos mismos asegura que hasta un 30% más barato que las construcciones tradicionales. Y con tiempos de ejecución mucho más rápidos. En España proponen un precio base desde 750 € el metro cuadrado. Y aseguran que una vivienda de 120 m2 se puede construir en poco más de cuatro meses.
Dependiente del proyecto, utilizan “estructuras metálicas modulares, contenedores marítimos reutilizados o módulos de madera. Para una construcción más industrializada y modular que permita gestionar de una forma más eficaz los residuos, la reintroducción de materiales reciclados, y pensar en un proceso más integrado de construcción”, concluyen.

Más información:

www.infiniski.com

Más sobre

Read more