Renovar el cuarto de baño con estilo

Duravit, Jacob Delafon, Porcelanosa y Marazzi proponen sanitarios que rebosan elegancia y sofisticación

Por suerte, hace ya varias décadas que el cuarto de baño ha pasado de ser la zona ‘menos honrosa’ de la casa, a convertirse en ‘otra’ excusa para decorar. Hace tiempo que no es necesario ocultarlos. Muy al contrario se han transformado en parte indispensable del hogar.
Por eso las firmas que se dedican a sanitarios y mobiliario de baño se han puesto las pilas y son capaces de ofrecer más de una colección al año, tendencias y diseño de primera.



Una de esas firmas es Duravit, que hace apenas unas semanas ha lanzado al mercado unos elegantísimos sanitarios en color negro. Y es que muchos han decidido poner fin a la tiranía del blanco que nos somete desde hace más de 20 años. Vale que aquello del color marrón o el rosa claro en el lavabo está más que pasado de moda. Pero ya era hora de que alguien se atreviera a romper el reinado del sanitario blanco…
El negro es símbolo de exclusividad y elegancia, pero también una declaración de valentía que permite conseguir atractivos contrastes. Para esta pequeña ‘revolución’, Duravit ha escogido su modelo Vero, de líneas rectas y puras.

Justo lo opuesto a la forma de los lavamanos de la firma Jacob Delafon, que se caracterizan por su funcionalidad. El modelo que responde a Rondé fabricado en cerámica y se oferta sobre encimera o en versión encastrada, tendencia que está volviendo a estar de plena actualidad.
La gama Yin-Yang de se presenta sobre encimera de cerámica y su diseño está inspirado en el mítico símbolo del yin yang. De ahí su nombre… y la sinuosa forma de sus curvas, fluidas y ligeras.



También ha decidido apostar por el negro Porcelanosa. Y lo ha hecho con su colección más nostálgica para el baño: la nueva serie Dinasty, de Noken. Un completo conjunto de equipamientos sanitarios que reinterpretan el estilo más tradicional mediante un imaginario viaje al pasado.
Las consolas y lavabos de la serie Dinasty son de un estilo retro que redunda en el clasicismo y la sofisticación. Sobre todo para quien apueste por los pedestales en dorado o negro (también está disponible en blanco para los menos atrevidos).
La pieza clave de la colección es el inodoro con cisterna alta y cadenita, en su sentido más literal. Pura nostalgia que transporta a cualquiera a la entrañable casa de la abuela.

Mucho más moderna es la apuesta de Hatria, de Marazzi Group. Su novedoso sistema G Full aúna en un solo mueble —monobloque lo llaman ellos— inodoro y bidé. Ambas funciones en un solo elemento (Roca inventó algo parecido pero con el lavabo y el inodoro). La tapa está disponible con banco de madera maciza o bien de material compuesto de color blanco.
El sistema incluye una gama de cajones suspendidos que se combinan con G Full y que, además de ocultar las soluciones técnicas que se encuentran debajo del elemento monobloque, permiten aprovechar el espacio disponible en el baño.

Más información:
www.duravit.es
www.jacobdelafon.com/es/index.jde
www.porcelanosa.com
www.marazzi.es

Más sobre

Read more