Sofá y televisión: un tándem esencial

Tamaño, forma, ubicación.. Todo lo que debes tener en cuenta para aprovechar el espacio y tomar la decisión más adecuada

El salón es la dependencia de la casa donde más horas pasaremos, pero también la que más quebraderos de cabeza nos traerá a la hora de elegir el mobiliario y su disposición en el espacio.

El sofá es un elemento indispensable. Hay que decidir tamaño, color, forma, textura y sobre todo, posición con respecto al otro elemento indispensable del salón, la televisión.

Elegir un sofá dependiendo de las necesidades
Hay que tener muy claro el número de personas que habitan la vivienda y los usos que se le van a dar.

El principal obstáculo con el que nos podemos encontrar, en el caso de salones de pequeñas dimensiones, es el espacio. Hay que elegir bien el tamaño y la forma para así no dejar espacios muertos y aprovechar al máximo los recursos de los que disponemos.

Existen, por ejemplo, las rinconeras o los sofás tipo chaise-longue, que aprovechan bien los ángulos de la pared, pero hay que tener en cuenta que el sitio del rincón es difícil de ocupar a la hora de sentarse.

La textura o el color son elementos principalmente estéticos pero habrá que tenerlos en cuenta antes de tomar la decisión. Los colores claros son bastante más sucios y será necesaria una tela para protejerlos, principalmente en casas con niños.

La televisión, una más de la familia
Por más que nos pese, a veces, la televisión es uno de los elementos a los que más importancia damos dentro de nuestra casa. Por eso, ocupará un lugar privilegiado dentro del salón y los demás componentes se distribuirán en consonancia con ella.

Hay que recordar las distancias que debe haber entre el sofá y el televisor. Elegir una pantalla grande no siempre es sinónimo de buena visión. Lo normal sería una pantalla de 32 pulgadas para una distancia de 3-3,5 metros, y en caso de que fueran 4 metros o más, podríamos poner incluso una televisión de 50 pulgadas.

Poner la televisión delante o justo enfrente de ventanas puede reducir la calidad de la visión por los reflejos y los cambios de luz, así que es mejor evitarlas en la medida de lo posible.

Después de tener claras todas estas claves en cuanto al sofá y la televisión, ya estamos preparados para decorar el espacio más acogedor de la casa.


¿Qué elementos forman equipo en tu salón? Visita nuestro foro

Más sobre