Textiles: abre la puerta de tu casa a la primavera

¿Estás pensando en dar un nuevo 'aire' a tu hogar? Cortinas, cojines, tapizados... se convierten en herramientas básicas para hacerlo de una manera rápida y sencilla

Que los textiles son elementos imprescindibles a la hora de decorar un espacio es algo por todos sabido. Ropa de cama, cortinas, cojines, tapizados... uno de los secretos de los interioristas es combinar de manera armónica todos estos elementos para crear un determinado ambiente. Justo ahora que la primavera está a la vuelta de la esquina, que los primeros rayos de sol comienzan a anunciar el buen tiempo y vamos a disponer de una mayor cantidad de luz natural, ¿por qué no renuevas la imagen de tu hogar?

nullVER GALERÍA

Pulsa en la imagen para ver la galería de imágenes. Foto: Textura Interiors.


De cara a la nueva estación son muchas las firmas (Ikea, Ka Internacional, Textura, Zara Home) que hacen sus propuestas para que de una manera sencilla y en función del presupuesto de que dispongamos consigas dar un aire nuevo a tu hogar. Ahora bien, a la hora de hacerlo debes tener en cuenta una serie de recomendaciones generales para que consigas el efecto que te propones.

  • Por ejemplo, si tu casa no dispone de muchos metros y no tienes mucha luz, una de las mejores opciones es recurrir a las telas lisas, que puedes combinar con otras en las que destaque la textura (bordados, relieves...). Y es que los estampados demasiado grandes o llamativos contribuyen a empequeñecer y oscurecer ambientes. En estos casos, lo mejor es elegir estampados pequeños, mientras que los más grandes puedes utilizarlos sin reparaos si tu casa está sobrada de metros.

nullVER GALERÍA

La primavera invita a poner un toque de color en nuestro hogar. Foto: Ikea

  • A la hora de elegir el color, opta primero por elegir muy bien la tela base (generalmente la que va a cubrir o tapizar un mueble grande, como el sofá), ése será el color que regirá a la hora de realizar las diferentes combinaciones. Ten en cuenta que existen colores cálidos (rojos, amarillos, naranjas, tierras...), más luminosos, y colores fríos (azules, verdes, malvas) que pueden aportar una sensación de frescor, al mismo tiempo que contribuyen a crear un ambiente más relajado. La combinación de colores también te permitirá agrandar o empequeñecer un espacio.
  • Es importante saber elegir la textura del tejido. Por ejemplo, el lino, el algodón son telas frescas, mientras que la lana, por ejemplo, es un tejido a tener en cuenta en los meses más fríos. Igualmente, en función de la textura que elijamos podremos dar a un ambiente un toque de naturalidad (arpillera, lino, loneta, algodón) o bien un toque de sofisticación (sedas, gasas, tejidos adamascados...).
  • En los dormitorios y lugares de estudio, procura utilizar tejidos y colores sufridos que inviten a la tranquilidad. Es importante coordinar bien los colores, evitando los contrastes fuertes.
  • Si quieres aprovechar la luz natural, elige telas ligeras que la dejen pasar. Puedes optar o bien por colgar unos simples visillos, si prefieres combinar visillos y cortinas procura que los colores sean claros.

Y tú, ¿qué importancia le das a los textiles?, ¿sueles decorar tu casa pensando en ellos?

Más sobre