La moda de lo exótico: decoración africana

Ésta nos ofrece una amplia gama de estilos, dada las diferentes culturas y etnias que caracterizan este continente

Decorar una casa es una labor que requiere grandes dosis de esfuerzos e imaginación. Nuestro gusto personal, combinado con la gran cantidad de estilos disponibles en la actualidad, hacen que tengamos muchas dudas y miedos a la hora de darle una personalidad estética a nuestra vivienda. Uno de los movimientos que mayor éxito está teniendo en estos tiempos es el arte africano o étnico.

nullVER GALERÍA


Una tendencia emergente, cada día con más adeptos
Lo exótico, lo extravagante y lo llamativo son las principales características que tiene este estilo que gana adeptos cada día. El arte africano nos invita y traslada a un sentimiento de fusión, donde prima el mestizaje y los rituales tribales.

Nuestro hogar desprenderá un ambiente étnico centrado en la artesanía, los colores vivos e intensos y los objetos en los que abundan las líneas originales y sugerentes.

Uno de los elementos típicos en este tipo de decoración es la cestería. Materiales como el mimbre, la caña o las raíces de los árboles abundan en esta técnica tan antigua, que dará a nuestra casa un ambiente rústico y tradicional, pero a la vez adecuado con los tiempos actuales.

Elementos naturales, fundamentales en el arte étnico
Un aspecto a tener en cuenta en la decoración africanista deber ser la importancia de los pequeños detalles. Por ejemplo, una gran cantidad de objetos y adornos dentro de este estilo pueden recargar demasiado la decoración y crear así un efecto extravagante en la casa.

Esta apuesta decorativa debe efectuarse en lugares importantes de la vivienda. El salón es un sitio perfecto para impregnarlo con esos pequeños rasgos africanos que darán a nuestro hogar un toque original. En los dormitorios y en el resto de la casa también podemos dar un matiz africano, pero mucho más leve.

El color de las paredes es algo fundamental. Los tonos cálidos, que van desde el rojo hasta el granate, pasando por el albero y los naranjas, crearán un ambiente propio de la sabana africana. Como alternativa a estos colores suaves, la tapicería tendrá unos tonos más crudos. Las pieles de animales y las fibras naturales cobran una especial importancia.

La clave: todo hecho a mano
El mobiliario fabricado con madera es básico. Prácticamente todos los muebles están hechos a mano con madera propia del continente vecino, como la caoba o la teka. Materiales que en tierras africanas son considerados como cotidianos y rutinarios, aquí cobran una relevancia especial como elemento ornamental.

Precisamente esa es la clave del éxito de este estilo. Todos los muebles, la alfarería y los elementos decorativos en general, están tallados a mano y ofrecen una calidad y un diseño difícil de superar.

Los aromas cobran un papel muy importante también. Los inciensos y las velas perfumadas con olores propios de África; nos trasladarán a una atmósfera cálida y peculiar.

No debemos tener miedo a cambiar el estilo de nuestro hogar. Siempre podemos consultar a un experto y, si no lo consideramos oportuno, lo mejor es realizar los cambios poco a poco. El arte africano o étnico es una oportunidad magnífica de otorgar a nuestra casa un toque original, que no dejará indiferente a nadie y que, en muchos casos, causará admiración.

Más sobre