'Refleja' tu personalidad decorando con espejos

Los hay con formas de lo más originales y de multitud de colores, por lo que ahora es más fácil que los espejos que escojas sean los ideales para el estilo de tu casa

Debido a la cantidad de casas de pequeño tamaño, los espejos se han convertido en la tendencia decorativa más utilizada en la actualidad, no solo para embellecer cualquier estancia sino para dar profundidad y amplitud a las habitaciones.

Además, los espejos aportan mayor luminosidad al ambiente, y le dan a los diferentes espacios un estilo muy personal, otorgando a todos los objetos que se reflejan en él una especial importancia.

A la hora de decidirte por incluir este tipo de elementos en la decoración de tu casa, tienes múltiples opciones entre las que escoger, con independencia del tipo de estilo con el que la hayas decorado.

                                                        Foto: la Oca

Múltiples formas y colores
La oferta es infinita: muchas formas, modelos y tamaños que podrás colgar, dejar de pie, con o sin marcos, discretos, protagonistas absolutos de la habitación, estrechos, en diferentes colores… Un sinfín de posibilidades que harán de tu casa un lugar aún más luminosos y lleno de personalidad. Un espejo bien elegido puede reforzar tu estilo personal, además de ser un elemento funcional y práctico.

Un factor que debes tener en cuenta a la hora de colocarlos es que ha de ser un lugar donde no corran el peligro de romperse y resultar peligroso.

                                                           Foto: ArtCromo

Colocación estratégica
Si lo que pretendes es que los espejos te ayuden a ampliar los espacios, la mejor solución es colocarlos sobre las paredes, evitando así que éstos tengan ningún marco. La cantidad de formas que hay en el mercado decorarán sin necesidad de llevarlo. El resultado será sorprendente, ya que será capaz de duplicar la sensación de amplitud.

Lo que no debes hacer nunca es colocar un espejo frente a una pared que no tenga ningún tipo de decoración; la sensación que provocará será fría y aburrida y no aportará absolutamente nada a la decoración.

También debes tener precaución a la hora de poner frente al espejo algo que no quieras que vean tus invitados, ya que el espejo lo reflejará. Tampoco es recomendable que la posición del espejo refleje los rayos del sol, ya que esto puede resultar muy molesto.

También puedes colocar espejos en el interior de las vitrinas o estanterías. De este modo, conseguirás que los objetos alcancen mayor relieve, y los elementos que se encuentran en su interior aparecerán en tres dimensiones; un efecto muy original que le dará un toque personal, especialmente si los objetos que se reflejan son de pequeño tamaño.

Más sobre