Claves para que la entrada de tu casa no pase desapercibida

Es la parte que van a conocer todos tus invitados, y hasta los que no lo son, por eso te contamos algunos trucos para que elijas un buen recibidor

Generalmente es el mueble de la casa al que se le suele prestar menos atención, pero ¿te has parado a pensar en qué es lo primero que ve la gente cuando entra en tu casa? Es un espacio pequeño y con poca luz, pero a la vez es la carta de presentación de una casa, por lo que se necesitan algunos trucos para sacarle el máximo partido posible y, sobre todo, lograr que su decoración esté acorde con el resto de la casa. Pero, esta parte de la casa no es solamente un espacio para decorar, también puede resultar muy práctico si elegimos los muebles adecuados a nuestras necesidades.

                                                      Foto: ArtCromo

Tonos claros para aportar calidez
La decoración de los pasillos, que se suelen caracterizar por tener poca luz y muchas puertas de paso hacia otras estancias, es también importante y por eso, debes tener en cuenta una serie de aspectos para sacarle un mayor rendimiento.

Como siempre, el truco para ampliar la zona es colocar un espejo, además de alguna que otra alfombra que aportará calidez y, si tienes espacio, un paragüero un perchero. Si no, siempre puedes colocar en la pared elementos que servirán a modo de perchas para que dejes allí los abrigos, bolsos o bufandas y conseguir así más espacio en los armarios del resto de la casa.
Al ser espacios muy pequeños y no tener demasiada luz, lo mejor que puedes hacer es elegir colores claros como los tostados o los beige.

En el caso de que la entrada sea de mayor tamaño, puedes optar por la posibilidad de darle un toque de color más arriesgado. Recuerda: el color de las paredes y los muebles es siempre básico para agrandar o empequeñecer los espacios.

                                                            Foto: ArtCromo

No recargues el recibidor
Si no quieres darle un toque diferente a la entrada y la idea de colocar un único espejo no te convence, siempre podrás poner una selección de espejos más pequeños y de diferentes tamaños para que sigan ayudando a dar sensación de mayor amplitud.

El incienso, las velas, una bandeja o un jarrón para dejar las llaves cuando entres en casa, además de ser elementos prácticos también te serán muy útiles. Eso sí, nunca recargues demasiado esta zona de la casa, ya que muchos objetos o gran cantidad de muebles lo único que harán es dar una sensación de agobio y le quitará estilo y glamour a esta zona. Elige muebles pequeños pero con mucho fondo para aliviar el resto de armario de la casa. Recuerda que ser práctico es la mejor opción.

Más sobre