Pero, ¿qué es el 'Feng Shui'?

Seguramente lo habrás oído un millón de veces. Te contamos, brevemente, en qué consiste esta filosofía oriental

Desde hace algunos años, es habitual escuchar a alguien que ha decorado su casa decir que lo ha hecho siguiendo las reglas del Feng shui. Muchas de vosotras seguramente no sabréis de qué se trata exactamente a pesar de haberlo oído cientos de veces. No hay problema, hoy te vamos a dar una idea de lo que significa seguir las reglas del Feng shui en la decoración.
El Feng Shui busca, a grandes rasgos, fomentar las buenas energías del universo y de esa forma encontrar una paz en nuestras vidas.

                                                            Foto: Artcromo

Armonía en cada espacio
Las 'leyes' del Feng Shui serán las que te vayan guiando para conseguir que los diferentes campos de tu vida puedan encontrar una armonía y para ello es necesario tener en cuenta los colores, la forma en la que colocas los muebles e incluso la aromaterapia para poder conseguirlo.

Se trata de colocar los diferentes espacios de la casa para evitar que las energías positivas se escapen, intentando mantenerlas por todos los medios y dejar, por otra parte, que las negativas desaparezcan. La entrada de la casa es uno de los puntos claves, ya que éste es el lugar por el que puede escaparse la energía 'Chi', que debes mantener en el interior y distribuirla por toda la casa. Debe ser de un color claro o estar perfectamente iluminado para fomentar el 'Chi'.

                                                          Foto: Artcromo

Espejos y tonos claros
En general las paredes han de estar pintadas de colores claros y cálidos, para conseguir que el ambiente resulte acogedor y que los que allí se encuentren tengan una sensación de tranquilidad y comodidad. Los espejos también son un elemento básico en la decoración Feng Shui. Éstos siempre deben ser elementos claves en tu casa, ya que reflejan y multiplican la energía 'Chi' y la distribuyen de forma armónica por toda la casa.

Los cinco elementos: la madera, el fuego, la tierra, el metal y el agua tienen una enorme importancia en la decoración Feng shui, ya que aportan equilibrio o protección, dependiendo de cada persona y de sus necesidades. Los objetos decorativos servirán para encontrar esa tranquilidad y confort que tanto necesitas.

En general, la decoración oriental está de moda, pero si además tienes la posibilidad de encontrarte más relajada y con mayor confianza en ti misma ¿por qué no probar?

Más sobre