¿Quieres conocer las claves para decorar un espacio al estilo rústico?

En este tipo de decoración la madera y la piedra son los grandes protanonistas

La ventaja de la decoración de interiores es que permite una enorme variedad de estilos; no solamente los más vanguardistas pueden darle un toque personal y a la moda. La decoración rústica siempre ha estado presente y ahora parece que vuelve pisando fuerte.

Los entornos decorados con estilo rústico nos recuerdan paraísos naturales donde generalmente hemos disfrutado del descanso, por eso resultan tan acogedores y, especialmente en invierno, dan sensación de calidez.

La decoración rústica es perfecta, tanto para una casa perdida en el campo como para un lujoso apartamento en el mismo centro de una gran ciudad, y por qué no, para cualquier otro hogar que pretenda decorarse con gusto, como puede ser el tuyo.


Calidez y armonía para el descanso
El hecho de que la madera, la piedra y este tipo de materiales relacionados con el estilo rústico evoquen a las casas de campos no significa que este estilo no pueda ser elegante. Todo lo contrario. Si te decides por él, seguramente es porque lo que buscas es la comodidad con un toque de distinción, que te dé la opción de colorear objetos decorativos con enormes posibilidades.

En estos espacios se pueden mezclar muebles y objetos de múltiples estilos (y diferentes épocas), que le darán un toque muy personal a tu casa y que seguro darán pie a más de una pregunta de tus invitados sobre su origen.

Los tonos que elijas para pintar las paredes también permiten muchas posibilidades, ya que dependiendo de la zona en la que se encuentre tu casa puedes decantarte por unos o por otros.

Grandes posibilidades para cualquier estancia
Si vives en una zona donde hace frío y humedad, lo ideal es que los colores de la decoración sean los marrones y la gama de los naranja que combinarán a la perfección con la madera y aportarán ese toque cálido que tanto necesitarás para olvidar las bajas temperaturas del exterior.

Si por el contrario te encuentras en una zona soleada donde hace mucho calor, los colores claros serán tu máximo aliado para dar sensación de frescor a cualquiera de las estancias.

Una decoración rústica no significa por norma tener que cargar la casa de muebles y artilugios decorativos innecesarios, las líneas puras pueden ser un toque perfecto junto a una chimenea, mezclado con muebles de madera desgastada.

Y recuerda lo que te decimos siempre: déjate guiar por tu instinto y, sobre todo, por tus gustos, al fin y al cabo es tu casa y eres tú quien debe sentirse cómoda en ella.

Más sobre