A la luz de las velas

Han dejado de ser, simplemente, esos artilugios que tan bien vienen cuando se va la luz y se han convertido en un objeto decorativo más para la casa

Ahora son un elemento decorativo imprescindible en cualquier hogar que pretenda estar a la moda. Y es que las velas además de decorar pueden aportar un aroma agradable y personal a tu casa, dar una luz romántica o divertida y, por supuesto, crear ambiente. Lo increíble de este accesorio es que existen numerosas formas y colores que pueden colocarse en cualquier parte de la casa, desde el baño hasta el salón, pasando por las habitaciones principales e incluso en los pasillos.


Olor y luz

Al igual que los muebles u otro tipo de accesorios, las velas pueden encontrarse de múltiples formas, tamaños y colores, también existen diseñadores de este tipo de productos que son capaces de darles un toque personal y diferente.

Las sensaciones que provocan las velas están a caballo entre el romanticismo, la relajación y lo espiritual, pero siempre generan buenas vibraciones. Quizá parte del secreto sean sus aromas o la forma en la que la llama se balancea de un lado a otro, lo que sí está claro es que es uno de los detalles que pueden darle fuerza y carisma a tu casa. La ventaja de este accesorio a diferencia de otros muchos es que son capaces de armonizar con cualquier tipo de decoración, desde la más clásica a la más barroca, pasando por la minimalista o la más atrevida y moderna. La variedad es tan enorme que en cualquier lugar y ambiente las reciben con los brazos abiertos.

 

Que se consuma la cera

Pero las velas no siempre vienen solas, los portavelas o los candelabros pueden ofrecer un toque de diseño que quedará genial en cualquiera de las estancias de tu casa. Puedes usarlas a modo de centro de mesa, incluso con las velas apagadas y rodeadas por algunos pétalos de rosa, si la cena que has preparado es de las románticas.

Uno de los trucos para que las velas, aunque usadas únicamente de manera ornamental, tengan un aspecto más acogedor y cercano es encenderlas para que se consuma parte de la cera y dé un aspecto más gastado, lo que le quitará frialdad a la decoración y conseguirás así un toque mucho más próximo.
Siempre podrás encontrar un hueco en tu casa para colocarlas, además no olvides que las velas han sido siempre testigo de momentos hermosos e inolvidables, no pierdas la oportunidad de convertirte en protagonista de tantos otros…

Más sobre