Tumbarse 'a la bartola' ya no es un privilegio

Te contamos cómo fabricar unos muebles de jardín muy fáciles de plegar y de almacenar una vez se haya 'esfumado' el buen tiempo

Cuando despedimos el verano, nos vemos obligados a almacenar los muebles del jardín o la terraza en el interior de nuestra casa, el garaje o el trastero, pues aunque suelen estar fabricados con materiales resistentes, soportan con dificultades las inclemencias invernales.
Por dicho motivo, resulta muy recomendable contar con unos muebles de jardín fácilmente plegables, para que no ocupen demasiado espacio en el interior de nuestros hogares.


                       Fotos: 'Cómo proyectar y construir muebles de diseño', Hans-Werner Bastian
 

Ahorra dinero… y sobre todo espacio
Este conjunto formado por silla, mesa y tumbona hará que tu jardín sea una especie de miniplaya en la que podrás leer, tomar el sol o echarte la siesta bajo la sombra de un árbol o un toldo, con la ventaja de que almacenarlo en tu casa será más sencillo que desmontar una tienda de campaña.

El secreto es un sistema de marco en el que las distintas partes de los muebles van fijadas por unas tuercas de tipo cerradura que las permiten girar sobre sus propios ejes.

Un juego de niños
Pese a que a primera vista puede resultar algo muy complejo, preparar los componentes del nuevo mobiliario de nuestro jardín es prácticamente un juego de niños:

-Tras cortar todas las piezas, marcaremos los cabezales redondos de los elementos del marco con un compás y realizaremos los agujeros.

-A continuación, bastará con acoplar los distintos elementos del marco y fijarlos con unos tornillos para tener listas tanto la silla como la mesa.



-En el caso de la tumbona, todavía necesitaremos construir el mecanismo de regulación del respaldo, algo que tampoco nos supondrá demasiado esfuerzo: basta con clavar en el travesaño inferior pequeños tacos de madera que nos permitirán ajustar las barras de fijación del respaldo a la altura que deseemos.

-Para finalizar, lijaremos cuidadosamente todos los cantos de los muebles para eliminar esas astillas que en un momento dado podrían costarnos alguna que otra herida en caso de sentarnos o tumbarnos sobre ellas.

Muchas tablas y pocas herramientas
Las dimensiones de las tablas que utilicemos para fabricar nuestros muebles podrán variar en función de nuestros gustos y de la altura que deseemos, por lo que simplemente señalaremos las piezas necesarias para su construcción:

1- Mesa: Dos pies, cuatro laterales, dos frontales y seis tablas superiores.

2- Silla: Dos pies, dos soportes diagonales, dos soportes posteriores, dos soportes para el respaldo, dos discos, un frontal, cinco tablas para el asiento y siete tablas para el respaldo.

3- Tumbona: Cuatro pies, dos soportes largos, dos soportes para el respaldo, un travesaño, tres soportes inferiores, un taco de fijación, dos barras para la fijación del respaldo, cuatro ruedas, dos frontales, seis tablas para el respaldo, 13 tablas para la cama, una barra transversal y cuatro tacos de fijación.

En cuanto a las herramientas necesarias, bastará con un serrucho o una sierra de calar, un taladro-atornillador, una lijadora, tuercas, tornillos…¡Y a disfrutar del verano!

Más sobre

Read more