portada-nolevadura

Todo lo que debes saber para hornear sin levadura

Parece que a todos nos ha dado por hacer bizcochos, panes y galletas y no damos tregua a nuestro horno en estos días. Es más, la levadura es uno de los productos que más se están agotando en todos los comercios. Pero tenemos una buena noticia para ti: no es imprescidible para preparar deliciosas recetas horneadas y aquí te lo demostramos

Precalienta el horno, eso sí, para poder prepararar esas recetas que te vamos a proponer al final de esta guía, 5 ideas para hornear en las que no necesitas incluir levadura, un ingrediente generalmente asociado a panes, bollos, bizcochos o galletas... para lograr que las masas fermenten y suban con el calor. Bien fresca -granulada o en cubitos- o bien en polvo, es un elemento que produce la fermentación y hace que esos productos crezcan en el horno y ofrezcan una textura tierna y esponjosa.

Si no tienes levadura fresca, te has quedado sin ella o sufres alergia o intolerancia a este componente, te contamos cómo seguir horneando sin problema. Una forma es sustituirla por la química, la que viene en polvo (la proporción sería usar 5 gramos de impulsor por 15 gramos de la prensada), que en realidad más que levadura se trata de un emulsionante químico, que actúa de forma parecida. Pero si tampoco dispones de ella, hay otras alternativas caseras que tenemos más al alcance y aunque no permiten que la masa suba exactamente igual y quede tan esponjosa, son un buen sustituto.

bicarbonatoVER RECETA

Bicarbonato de sodio

Aunque realiza la misma función que la levadura, necesita de un medio ácido para que se active, como vinagre, zumo de limón o yogur. Tienes que usar media cucharadita de bicarbonato y media cucharadita del ingrediente ácido elegido por cada dos tazas de harina que emplees en la receta que vayas a preparar.

Los ingredientes habituales que lleva la levadura en polvo son bicarbonato, cremor tártaro y harina de maíz, así que otra gran opción es hacer tu propio impulsor casero: mezcla 100 gramos de cremor tártaro, 70 gramos de bicarbonato de sodio y 30 gramos de almidón de maíz. ¡Y listo para usar en tus recetas!

Huevos

Los huevos o claras de huevo pueden usarse como levadura en algunas recetas, porque si se baten considerablemente, al duplicar su volumen por la acción del aire incorporado, ayudan a que las masas crezcan. Funciona mejor con pasteles, bizcochos o tortitas y no es efectivo en panes. Ayúdate con una varilla eléctrica para conseguir meterle más aire a la mezcla (a la que le puedes añadir sal y/o azúcar) y luego incorpórala al resto de ingredientes con movimientos envolventes y cuidadosos para que suban durante el horneado.

cervezaVER RECETA

Cerveza

También te valdrá como elemento impulsor para tus masas, gracias a su acidez y al carbónico, especialmente en pizzas, cocas o focaccias. Si mezclas cerveza con harina, por ejemplo también para preparar diferentes tipos de alimentos rebozados, conseguirás una textura esponjosa que queda crujiente cuando los freímos con aceite caliente.

Masa madre

Se obtiene de la mezcla de agua y harina. Esta combinación se deja reposar durante 5 días para que se genere una microflora que presenta las mismas propiedades que la levadura tradicional. Se usa tanto en panadería como en repostería y el proceso para hacer masa madre es sencillo:

  1. Mezclamos la misma cantidad de harina integral que de agua a temperatura ambiente en un recipiente de plástico o de cristal grande. Lo tapamos con un trapo limpio, papel de cocina o papel film y lo dejamos reposar a temperatura ambiente durante 24 horas
  2. Añadimos medio vaso de harina de fuerza, medio vaso de agua y una cucharadita de azúcar
  3. Incorporamos medio vaso de harina de fuerza y medio vaso de agua, mezclamos y dejamos que repose durante 24 horas más
  4. Retiramos el líquido marrón de la superficie, echamos otro medio vaso de harina de fuerza y dejamos que repose otras 24 horas más
  5. Ya tendríamos lista la masa madre para usar en todo tipo de panes, pizzas, bollos, etc.

Algunas recetas para hornear sin levadura

Ahora que ya conoces otras alternativas a la levadura y que no tienes que renunciar a hornear sin ella, te vamos a dejar algunas recetas para que pongas en práctica esta técnica usando alguno de los métodos propuestos. Fíjate en la cantidad de elaboraciones que se pueden hacer: panes, magdalenas, galletas o bizcochos, entre muchas otras.

Paso a paso: pan sin levadura

Pan sin levaduraVER RECETA

Paso a paso: focaccia al romero sin levadura

Focaccia al romero sin levaduraVER RECETA

Paso a paso: bizcocho esponjoso al estilo japonés

Bizocho esponjoso al estilo japonésVER RECETA

Paso a paso: magdalenas integrales con pasas, nueces y jengibre

Magdalenas integrales con pasas, nueces y jengibreVER RECETA

Paso a paso: cookies de avena y choco sin levadura

Cookies de avena y choco sin levaduraVER RECETA

Más sobre

Read more