Guía para preparar el 'crumble' perfecto

El ‘crumble’ es una masa de harina de trigo, azúcar y mantequilla, con textura desmigada y crujiente que recubre a alguna fruta y que se cocina al horno. De origen anglosajón, es súper fácil de elaborar y le puedes añadir un sinfín de ingredientes. Queremos darte algunos consejos para que te salga perfecto y 3 recetas para que lo pongas en práctica

Es un dulce muy otoñal que nos ofrece un delicioso contraste entre el crujiente que aporta la masa y la jugosidad de la fruta. En el Reino Unido se asocia con días de otoño e invierno. Cuentan que nació por el racionamiento de alimentos que se produjo en Inglaterra durante la Segunda Guerra Mundial. Aquí llegó hace tiempo y lo adoptamos con cariño. ¡Nos encanta el ‘crumble!

Por eso, queremos compartir contigo 10 consejos para hacer un ‘crumble’ perfecto. Lee atentamente.

1.- Puedes enriquecer la masa con especias como anís estrellado, canela, vainilla, clavo, etc o ralladura de cítricos y a la fruta le dará un toque especial un poco de licor de almendra amarga, brandy o vino dulce.

 

2.- Otros ingredientes que le van de cine al ‘crumble’ son los frutos secos, los copos de avena, el chocolate o algunos trozos de galletas con sabores marcados (jengibre, ‘cantucci’, coco, etc).

 

3.- Equilibra la cantidad de masa con la de fruta. Lo ideal es que el ‘crumble’ la cubra por completo y tenga un espesor considerable.

 

4.- Cuando mezcles los ingredientes para el ‘crumble’, es aconsejable añadir la mantequilla en dados y fría al final e integrarla con la harina y el azúcar con la punta de los dedos (en sus orígenes este postre en lugar de mantequilla llevaba manteca).

 

crumble-ageVER RECETA

 

5.- Emplea confituras y/o zumos para potenciar el sabor de la fruta, así como para reducir la cantidad de azúcar.

 

6.- Respecto al azúcar, puedes elegir entre morena y blanca, o, incluso, optar por algún edulcorante como el estevia.

 

7.- También son buenas opciones, en lugar de en fresco, la fruta en conserva, congelada o deshidratada. El resultado es igual de delicioso y te permite usar productos que no estén en temporada.

 

8.- La forma clásica de preparar el ‘crumble’ es poniendo en un molde la fruta cocinada en la base y encima la masa, como si fuera una tarta, te animamos a que pruebes a hacerlo en versión individual: horneas la masa por un lado y cocinas la fruta por otro. Luego sirves las migas en vasitos, encima la fruta y luego acaba con un poco de nata montada.

 

9.- Precocina la masa unos minutos sin la fruta para que quede más crujiente y menos blanda, la sacas, luego la vuelves a meter con la fruta en el horno y completas el tiempo de cocción correspondiente. Otro truco para aportarle un toque más crocante es espolvorear por encima de la masa un poco de harina de maíz.

 

10.- Aunque se suele tomar caliente o templado, también frío está delicioso. Incluso le puedes agregar un poco de helado o alguna crema dulce como la inglesa.

 

¡No te pierdas nuestras recetas para hacer 3 ‘crumbles’ diferentes!

 

'Crumble' de cerezas y manzana

Vamos a prepararlo, en esta receta, con cerezas y manzana. Mejor si son frescas, pero si no, también puedes usarlas en conserva o cambiarlas por otra fruta.

crumble-adobeVER RECETA

 

'Crumble' de 'foie' relleno

Aquí nos va a servir de cobertura del foie y a la manzanza y esta combinación resulta de cine. El micuit es una elaboración a la que le van muy bien los toques dulces de frutas como la manzana, frutos rojos, el moscatel, el Oporto, el Pedro Ximénez, etc.

crumble-foie-gtresVER RECETA

 

'Crumble' de manzana y pera

En este caso, hemos elegido manzana, pera y especias para aromatizarla como la vainilla y la canela. Nos ahorramos preparar la masa del crumble pues utilizamos galletas ya preparadas y así ahorramos tiempo. Eso sí, ¡ya verás cómo huele tu casa mientras la preparas!

crumble-manzanaVER RECETA

Más sobre

Read more