Cómo hacer un sencillo y rico caldo de pescado

Los caldos en general son la base de la cocina. De un buen fondo dependerá, en buena medida, el éxito de muchos platos. Los hay de carne, de pollo, de verduras... y también de pescado. Os mostramos, de forma sencilla, las claves para hacer éste último, indispensable como base de fondos, guisos, arroces o salsas. También vamos a ver cómo usarlo en algunas recetas

También podríamos hacer un caldo mixto con pescado y marisco, pero en este caso, sólo vamos a emplear el primero. Sigue las siguientes recomendaciones para hacer un buen fumet, que es el nombre que también recibe esta elaboración.

1.- Empieza eligiendo el pescado que vas a usar para tu caldo. En función de la especie que elijas, tendrás un sabor u otro. También depende de para qué vas a utilizar el caldo aunque por citar algunos pescados, los más habituales para incorporar a un caldo son: rape, merluza, congrio o cabracho.

2.- Se suele utilizar tanto la cabeza como la espina del pescado, así como algunos recortes, para elaborar nuestros caldos, previamente lavados para eliminar impurezas. Y tienes dos opciones: o usarlos frescos o también los puedes haber congelado.

cabezas-adobeVER RECETA

3.- Elige las verduras de condimentación, que también van a aportarle sabor al caldo. Las más extendidas son puerro, zanahoria, cebolla y apio.

4.- Puedes añadir algunas especias y/o hierbas aromáticas pero ten la precaución de no excederte. Buscamos que sepa a pescado y no que los condimentos enmascaren su sabor.

5.- También le viene bien al caldo un poquito de vino blanco o brandy, que reduciremos previamente para eliminar el exceso de alcohol.

6.- Para darle un sabor final más rico, la técnica ideal es saltear previamente con un poco de aceite las espinas y la cabeza del pescado elegido, después le añadimos las verduras y las hierbas aromáticas y rehogaremos un poco más.

7.- Añade vino o licor y agua y déjalo que hierva a fuego medio una media hora. No te pases con la cocción por dos razones: porque llega un punto en el que no vas a estraer más sabor y porque puede llegar a aportar sabores amargos.

8-. Cuélalo bien antes de usarlo y ya lo tendrías listo como base para una sopa, un guiso o una salsa y también te vale para hacer un arroz o para cocer una pasta, etc.

Recetas con caldo de pescado

Sopa de patata y salmón con eneldo

sopa-salmon-adobeVER RECETA

Paella caldosa de cangrejos y berberechos

arroz-adobeVER RECETA

'Suquet' de rape y mejillones

suquet-gtresVER RECETA

Más sobre

Read more